¿Dónde estabas Gabin?

Esa era la pregunta de la tarde al ver la suerte de varas a los seis novillos de Veiga Teixeira. Decir lamentable es decir poco, decir nefasta es decir poco, aquello fue una masacre a una novillada que de salida no hizo nada feo y su único pecado fue ser impecable de presentación ¿Dónde estabas […]