“De momento, no”

Ya ha pasado un año y todo sigue igual. O incluso peor. Hoy cumplimos nuestro primer año en libertad condicional, pero el contador de la vergüenza sigue corriendo y ya marca más de 6 años sin toros en Barcelona.

Tal día como hoy de 2016, el Tribunal Constitucional nos daba la razón y nos devolvía la legalidad para organizar corridas de toros en toda Catalunya, hecho que no modificó ni lo más mínimo las intenciones de Balañá. La emoción y felicidad que provocaba la victoria (sí, victoria) se fue diluyendo progresivamente hasta que en febrero de este año el propietario de la Monumental consiguió desvanecer cualquier hilo de esperanza con tan solo tres palabras: “De momento, no”.

“De momento, no” a poner fin al exilio taurino obligado. “De momento, no” a devolver la libertad a tantos aficionados catalanes que lucharon por su pasión. “De momento, no” a llevar a la Monumental al sitio que se merece. “De momento, no” a seguir disfrutando de José Tomás en su plaza talismán. “De momento, no” a poner fin al ataque (erróneo) a todo lo que huele a España. “De momento, no” a honrar a su apellido. “De momento, no” a acabar con el coqueteo con aquellos que gobiernan al margen de la ley. Se puede deducir que, de momento, a seguir trincando de otro lado. Quién sabe si de la propia Generalitat.

La decisión del empresario dinástico supuso un duro golpe para los más esperanzados. Un topetazo contra un muro de realidad que a nadie importó. Además, todos callaron para no molestar al todopoderoso Matilla, el que todo lo ve, el que todo lo escucha, el que todo maneja, pero siempre desde la sombra. Todos quietos y sin rechistar. Qué triste es ver que en el mundo taurino mande un tío con traje y que éste no sea de luces. Cuántos Gallitos y Cordobeses nos hacen falta…

A todo esto, las dos primeras palabras de la dichosa sentencia de Balañá todavía dejan la puerta entreabierta para una futura reapertura cuando la situación política se calme aquí. O eso es lo que entienden los aficionados más optimistas. Sin embargo, creo que tendrán que pasar muchos años para que escampe la tormenta y ni con el 155 aplicado dudo que Balañá tenga el valor necesario para liberarse él mismo de los políticos golpistas y consigo todos los aficionados.

2 comentarios en ““De momento, no”

  1. De momento la cosa pinta muy mal políticamente, y Balaña no tiene ganas de ir contracorriente ni tiene lo que ay que tener para pesarla a Matilla. prefiere plaza cerrada que enfrentarse a todos los políticos que sin ninguna duda sacarían una ley a la balear,y creo que Balaña no arriesgara su imperio para dar toros,pobres de nosotros pidiendo firmas para luego ni intentarlo dar al menos una corrida para probarlo pero de MOMENTO NO y creo que ba para largo.Sabe que si lo intentase toda la genaralitat y ayuntamiento se le echaría encima es mejor tenerlo así ,tal vez algún día…………

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *