La doble moral de Esquerra Republicana de Catalunya

El tema de los correbous delata sin fisuras la doble moral e hipocresía de Esquerra Republicana de Catalunya. Un partido que se afanó en prohibir las corridas de toros y, sin embargo, se niega a modificar la ley catalana de protección de los animales para prohibir estos festejos.

Según han sostenido siempre las graciosas y poco ruborizadas señorías de Esquerra, los toros se prohibieron porque suponían un maltrato animal y nunca por connotaciones políticas ni identitarias. A raíz, ahora, del reclamo de los voceros desvagados animalistas, ERC enseña claramente sus cartas y demuestra lo que todos sabíamos. Los toros se prohibieron por una cuestión política, por el denodado interés de manipular la historia de Catalunya y desvincular la fiesta taurina de la misma. Se trataba de negar la afición de Macià, de Companys, de Florenci Pujol… Se trataba de arrancar las páginas del Costumari Català de Joan Amades para que no quedara ningún rastro de la antiquísima tradición taurina catalana. Se trataba de relacionarlo con lo español, con esa apropiación indebida que el franquismo hizo de la Fiesta.

Para hacerlo más sibilinamente, para que no se notara tanto, le siguieron la corriente al oportunista animalista argentino que vomitó, en sede parlamentaria, todo tipo de mentiras y falacias para satisfacer a los hooligans del Reich Animalista y dar argumentario a sus señorias. ERC no quiere prohibir los correbous ya que gozan de un gran predicamento en las tierras del Ebre, donde, precisamente, los republicanos tienen un importantísimo granero de votos. ¡Ole tú!

A Esquerra le importa muy poco el maltrato animal si ese supuestamente “maltrato” se comete en Catalunya y, más aún, en un territorio propicio para poderse mantener en la poltrona. Este doble rasero, inmoral a todas luces, deja en evidencia la ilegal prohibición de las corridas de toros en Catalunya. Una de las excusas que el Govern esgrime para no modificar la legislación es la reciente sentencia del Tribunal Constitucional, que anula la prohibición de las corridas. Según los políticos republicanos no serviría de nada modificar la ley de protección de los animales ya que incumpliría la sentencia. Esta excusa la utilizan para calmar a la vociferante y rabiosa facción animalista pero esconde, sin embargo, una opinión arraigada en el seno del Govern.

Saben, aunque digan lo contrario, que los toros ya son legales en Catalunya y que lo tienen muy difícil para impedir la celebración de corridas de toros. Más allá de su bravuconería pública y de sus mensajes provocativos, reconocen internamente que han perdido su batalla. Por este motivo es tan importante que los aficionados nos mantengamos unidos y demostremos, como el pasado día 20 de noviembre en Barcelona, que la fuerza de nuestra afición es la puntilla a la gran hipocresía y falsedad de los políticos catalanes que intentaron negarnos nuestras señas de identidad, que no son solo los correbous, sino también las corridas de toros.

2 comentarios en “La doble moral de Esquerra Republicana de Catalunya

  1. Absolutamente de acuerdo. Desgraciadamente TODOS los políticos buscan única y exclusivamente el voto para BENEFICIO PROPIO sin importarles lo más mínimo el pueblo que los ha votado.

  2. Es importante remarcar que otro de los argumentos que sostiene ERC para no prohibir los correbous es que estos espectáculos constituyen una seña de identidad de Catalunya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *