El TSJC ya rectificó al Ayuntamiento de Olot y autorizó las corridas en 2004

El Ayuntamiento de Olot (Garrotxa) ya sufrió un revés jurídico en 2004 cuando el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) declaró nula la moción aprobada por el consistorio de esta ciudad que pretendía prohibir la celebración de corridas de toros.

El 25 de mayo de 2000, ERC e ICV presentaron al Ayuntamiento una moción en la que se solicitaba la prohibición de corridas de toros que acabasen con la muerte del toro. La moción fue a aprobada con 9 votos a favor, 8 en contra y 3 abstenciones en una votación con libertad de voto.

Los accionistas de la plaza de toros de Olot llevaron en su momento la moción municipal ante la justicia. Posteriormente, el TSJC consideró que el Ayuntamiento no tenía competencias sobre las corridas y por lo tanto no se podía pronunciar al respecto.

A pesar de pasar dos temporadas -las de 2001 y 2003- sin corridas en Olot, en 2003 se restauraron gracias al cambio de voto de un concejal. Los festejos mayores se prolongaron hasta 2005 siendo la corrida de Juan Albarrán lidiada por Víctor Puerto, Francisco Rivera y Iker Javier Lara la última celebrada hasta el momento.

Como anunciamos ayer, el Ayuntamiento de Olot ha desestimado la petición de la Fundación del Toro de Lidia persentada el pasado mes de enero junto a varias entidades catalanas para organizar un festejo mixto en la plaza de toros de la ciudad a lo largo de este año. Tras la previsible noticia, la FTL ya ha puesto en marcha su equipo jurídico para trabajar en el recurso que presentarán.

Fernando Gomá, Vicepresidente de la Fundación, ha señalado que “nos ha sorprendido la debilidad jurídica argumentada, ya que el tercero de los argumentos ni siquiera es jurídico, el segundo no se refiere a las corridas de toros y el primero es una declaración política sin efectos jurídicos al carecer de competencias. Creemos que los toros en Olot están hoy mucho más cerca.”

Por su parte, Francisco March, presidente de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña ha declarado que “si bien me entristece como catalán y taurino una respuesta tan política, populista y previsible por parte del consistorio de Olot a una legítima pretensión, como es la de organizar una corrida de toros, estamos ilusionados por el hecho de que hoy los toros están más cerca de volver a Cataluña”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *