Los voluntarios de Ajudem els Bous de l’Illa, los toros salvajes de Vinallop

El mundo de los toros siempre ha estado enmarcado por una eterna polémica entre los aficionados a la fiesta brava y los detractores, que en los últimos años han iniciado un ataque constante y directo para acabar con la tradición de las fiestas en territorio catalán preferentemente.

A pesar del continuo desprestigio que realizan, utilizando en la mayoría de las ocasiones a los propios medios de comunicación que utilizan esta polémica para comercializar de una manera deleznable hacia unas fiestas que han sobrevivido generación tras generación desde tiempos inmemorables. En tierras catalanas, hay documentos que hablan ya de la tradición taurina desde mediados del siglo XVI. Mientras tanto, el pasado mes de septiembre, resurge nuevamente la guerra a raíz de que un grupo de animalistas al pasar con barca cerca de la Illa dels Bous. Observan como un becerro yace muerto a la orilla de la isla y entonces dan la voz de alarma del mal estado de los animales que viven en esta isla desde los años 60. Así que se ponen manos a la obra y vuelven, esta vez, acompañados por sus inseparables cámaras de televisión y lanzan a diestro y siniestro la noticia a toda la prensa nacional. Y hasta aquí podemos contar, puesto que una vez lanzada la noticia pocas veces más se han acercado a esta isla para dar alimento a los animales que allí viven.




Grupo de voluntarios

Es en este instante cuando empieza la historia de los auténticos salvadores de los toros que viven en esta isla. Un grupo de jóvenes de Amposta (Tarragona), Yuri Meseguer, Josep Farnós, Alex Curto y Marc Simó junto a la familia Torta Ribas, que sin dudarlo y sin ninguna ayuda en un principio, empezaron a hacer viajes desde Amposta, subiendo por el rio Ebro hasta la isla para entrar comida a los 19 animales que siguen viviendo en ella. Poco a poco se hicieron conocer por las redes sociales y empezaron a recibir ayuda de las peñas y aficionados a los toros. Se fueron sumando más y más voluntarios hasta que por fin podemos decir que los 19 animales están viviendo como auténticos reyes.

Por eso, ahora es momento de quedar con ellos, en la misma isla y charlar tranquilamente de todo lo que ha pasado y sigue pasando en esta pequeña isla situada en el rio Ebro, cerca de la pequeña población de Vinallop (Tortosa). Tras las oportunas salutaciones, nos sentamos en el centro de la isla justo donde dejan la comida para los animales y divisándolos a lo lejos, mientras nos miran impacientes para que nos marchemos y así poder tomar su ración de alimento. Empezamos la charla con Yuri Meseguer, Josep Farnós, Alex Curto y Marc Simó quienes nos contestan a todas nuestras preguntas sin dudarlo y contagiándonos su ilusión y ganas de ayudar a estos animales.

Este era el estado de los animales en el mes de septiembre.

– ¿Qué os decidió iniciar esta andadura para salvar a estos animales?

-Siempre nos hemos considerado aficionados a la fiesta de los toros, esto lo queremos resaltar y desde pequeños veníamos a la isla para verlos. Por tanto, no podíamos dejar de la mano de Dios a estos animales sin que nadie hiciera nada para salvarlos. Como hemos dicho, somos aficionados a los festejos populares que hacemos por nuestros pueblos y ciudades, pero ante todo somos amantes de los animales y nos gustan. No podíamos dejarlos morir de hambre. Así que empezamos a subir desde Amposta con mi barca (Yuri Meseguer), cargados de comida que nos daba la familia Torta Ribas, que regentan una empresa de alimentación para el ganado y, esto, lo fuimos repitiendo prácticamente todos los días durante las primeras semanas. Aún nos cuesta pensar con las imágenes que vimos cuando entramos por primera vez a la isla, animales jóvenes muertos, otros que casi no podían ni caminar ni casi mantenerse en pie y la isla estaba completamente seca sin nada de alimento.

-Habéis sido portada de muchas críticas que los animalistas han hecho de vosotros. ¿Cómo os afecta esta insaciable persecución?

R: Este es un tema que nosotros no hemos buscado, a los voluntarios sinceramente las críticas no nos importan, aquí nos encontramos que, en un principio, los méritos se los querían llevar ellos, pero una vez que a los medios ya no les interesó el tema, aquí se les ha visto bien pocas veces, para no mentir cuatro veces más. Al principio nos trataron como individuos y nosotros siempre les hablamos con respeto e incluso, al inicio, hasta les tendimos la mano para trabajar conjuntamente por el bien de los animales, pero se ve que no les gustó lo que les propusimos y a partir de entonces empezaron a criticarnos por las redes sociales. Nosotros no entramos en su juego, lo que queremos son hechos nada más y que los taurinos se sientan orgullosos por lo que estamos haciendo.

-¿Quienes colaboran con vosotros y como os organizáis para entrar el alimento en la isla?

-Al principio todo salía del dinero de nuestro bolsillos. Decidimos buscar ayuda en una empresa que se llama

Los 19 animales dentro del agua.

Guisona, quienes sin dudarlo, nos dieron paja, pienso, también nos dejaron un camión para ir a buscar alimento que gente anónima nos daba y también creamos una página en Facebook (Ajudem Els Bous De L’illa) en la que nos sorprendió el modo en el que la gente entraba y nos empezó a seguir. En cinco días ya éramos más de 1000 personas. Lo hacemos todo por el beneficio de los animales. Ahora también haremos unas camisetas y sudaderas que pondremos a la venta y todo lo que saquemos irá directamente para comprar alimentos. Agradecer también las aportaciones que nos han llegado de fuera de nuestras tierras, en especial ahora recordamos las que llegaron de Cabanes, Onda, a parte lógicamente de las que han llegado de todas aquellas peñas taurinas de nuestros pueblos y de toda aquella gente anónima que también han hecho sus aportaciones. En principio entramos entre dos y tres veces por semana, nosotros trabajamos todos, tenemos nuestras obligaciones y tenemos como es lógico una vida con nuestras mujeres y niños. Hicimos un grupo de whatsapp en la que estamos todos los voluntarios, unos 18, de muchos pueblos (Aldover, Amposta, Godall, Masdenverge, Roquetes). Cuando entramos lo hacemos con una balsa hinchable en donde cargamos pacas de paja, sacos de pienso, pan y alfalfa. Todo el alimento lo tenemos en una parcela que nos dejó un señor de Santa Bàrbara, que justamente está al lado mismo de la isla y nos sirve para almacenar todo lo que nos llega de las aportaciones que nos hacen. Agradecer también a Aitor Chillón, que gracias a él pudimos conseguir 100 pacas de paja.

-¿Qué papel juega con toda esta causa la Agrupación de Peñas y Comisiones de las Tierras del Ebro? En la pasada Gala Taurina fuisteis galardonados con el Premio Taurino TE a la Colaboración. ¿Cómo lo vivisteis?

-En principio lo hacíamos todo nosotros, hasta que nos vimos desbordados. Pedimos ayuda a esta entidad y desde el primer día nos acogieron con total complicidad. Estamos muy agradecidos por la ayuda que nos han brindado y por todo lo que hacen por defender nuestra fiesta. Lo del premio la verdad no lo creíamos porque no esperábamos tener un premio por eso, nosotros no imaginábamos la repercusión que tendría este tema y es en este momento, al recibir un premio de esa magnitud, cuando te das cuenta del papel que haces y de la cantidad de gente que lo está siguiendo. Además, la noche de la Gala, a la que por cierto, participó muchísima gente, también dejamos una caja para que la gente pudiese hacer sus aportaciones y estamos muy agradecidos de la buena acogida que tuvimos.

-¿Que pensáis de cómo han gestionado este tema la Delegación del Gobierno de la Generalitat a las Tierras del Ebro?

-Sinceramente no se han volcado con este tema, hemos intentado varias veces poder reunirnos con ellos y a día de hoy aun no nos han convocado. Tenemos claro que esta isla no es nuestra, pero tampoco entendemos la pasividad con la que han tratado este tema.

Los toros corriendo por la isla

-¿Qué futuro creéis que tienen estos toros? ¿Pensáis que la marcha atrás del gobierno de no matar a los animales es debido a las presiones hechas desde el sector taurino?

-Nos gustaría pensar que los animales seguirán viviendo en esta isla, somos conscientes que todos los animales no caben ahora mismo, la isla es demasiado pequeña para mantenerlos a todos. Somos partidarios de que se les haga un exhaustivo control sanitario, que les hagan el saneamiento, se les ponga un número identificativo y si algún animal tiene que sacarse de la isla pues que se haga sin que eso signifique matarlo. Hay muchas soluciones que poder hacer con estos toros y en ningún caso la solución es matarlos. Si el gobierno de la Generalitat ha decidido tirar atrás y no matar a la mitad de los animales no creemos que haya sido por las presiones de los sectores taurinos, más bien diríamos que si a algunas presiones hacen caso es a las plataformas animalistas y anti-taurinas.

 

-Se han puesto en contacto con vosotros desde otras partes del país. ¿Qué os han propuesto?

-Si, concretamente unos chicos de Madrid, de la asociación Energía Taurina, una entidad sin ánimo de lucro, que dan oportunidades a jóvenes y ahora están organizando un concurso en Sueca (Valencia) y quieren colaborar con nosotros con una aportación económica por cada entrada que vendan para este evento. Ya hemos hablado también de realizar más cosas este año y si podemos esperamos poderlos hacer aquí en nuestras tierras. A parte, como hemos dicho antes, estamos haciendo unas camisetas que estarán a la venta por el precio de 10€ y las sudaderas a un precio de 20€.

-¿Cuando acabará vuestro trabajo desinteresado en esta isla? ¿Cómo creéis que acabará este problema?

R: Nuestro trabajo acabará cuando estos animales ya estén en buenas condiciones y mientras la Administración no de una solución, seguiremos entrando cada semana para alimentarlos. Se necesita una gestión de sostenibilidad para que esto no vuelva a ocurrir, el problema no acabará de un día para otro. Pero lo que no vamos a tolerar es que esta isla se quede sin toros. Desde siempre hemos vivido con toros aquí y haremos lo que esté en nuestras manos para que siga siendo así.

Por último no quieren desaprovechar la oportunidad para agradecer a todos los que de una manera u otra están colaborando con esta causa. En especial, quieren dar las gracias a Jordi Accensi, de la empresa Montsià Dron, por haberles realizado un reportaje aéreo de forma gratuita.

Después de esta interesante charla, los voluntarios nos acompañan a dar una vuelta por toda la isla hasta que pudimos ver a todos los animales juntos, destacar el increíble cambio que han hecho desde el pasado mes de septiembre hasta ahora. Esta es la realidad que vive la isla, una isla que sobrevive gracias a estos voluntarios que se dejan la piel para salvar a estos animales que tienen un futuro incierto. Actualmente vivimos un momento que mucha gente lucha por conseguir libertades, pues empecemos a dar libertad a unos animales que no tienen la culpa de vivir en una isla que nadie recordaba hasta el pasado mes de septiembre.

Texto: Santi Albiol.

Fotos: Guillermo MartinezEusebi Llaó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *