Morante no puede ser facha

A lomos de un caballo y con música épica de fondo ha aparecido Morante de la Puebla junto a Santi Abascal, el líder del partido que asusta a media España, en un video que ha incendiado las redes.

Ya se había dejado ver en varios actos de Vox y no esconde su amistad con el dirigente de esta formación en auge. Aunque varias voces aseguraban que el torero iría en las listas de Vox en las elecciones andaluzas, ya se ha desmentido esta información. Los de Abascal sí que contarán por eso con el apoyo del diestro en distintos actos.

A algunos aficionados estas imágenes les han sentado como una patada en el estómago. Ahora resulta que Morante no puede ser facha. Que Morante se junte con la extrema derecha no beneficia nada a la tauromaquia, dicen. ¿Alguien dejará de ir a los toros por eso? En caso afirmativo, dudo que esta persona (aficionada o no) con tantos prejuicios pudiera disfrutar de un espectáculo como el nuestro, donde uno se ve forzado a abrir la mente para afrontar todas las contradicciones que se va encontrando.

¿Es acaso Morante menos libre por ser el torero de todos (o de muchos)? Digo yo, que Morante podrá hacer lo que quiera cuando es José Antonio. Ni representa la tauromaquia, ni a los aficionados, ni a nadie más que no sea a si mismo. Además dudo que eso sea lo que pretenda. A mi mientras siga pegando verónicas como solo él sabe, como si le da por encadenarse en el Valle de los Caídos…

Uno de los factores que caracterizan la corrida de toros como espectáculo es precisamente su transversalidad. En los tendidos nos emocionamos todos: los de derechas y los de izquierdas; los monárquicos y los republicanos; los del Madrid y los del Barça, los creyentes y los ateos; los mayores y los jóvenes; los heteros y los gays y los bis y trans y los “insertar nuevo miembro del colectivo LGTB”. Lo bueno de todo esto es que esta diversidad en el tendido nos permite pedirle las orejas tanto al amigo de Abascal o al admirador del Ché Guevara.

Un comentario en “Morante no puede ser facha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *