Un adiós a Pepe

El pasado jueves fallecía de un infarto en su domicilio de la barriada barcelonesa de Verdun el apreciado mozo de espadas José  Carlos Espinosa Linde.

“Pepe” como se le conocía cariñosamente acompañaba en su juventud a su padre cada domingo de toros a la Monumental ya que éste desarrollaba labores como empleado de la plaza. Así fue naciendo su vocación taurina hasta que un compañero de instituto le presentó un día en su barrio a Raúl Felices que por aquel entonces se iniciaba como novillero y con quien nació una estrecha y profunda amistad que desembocó en acompañarlo como inseparable mozo de espadas en sus incipientes compromisos. Posteriormente fue el salmantino Raúl Cuadrado, hoy matador de toros retirado y afincado en Barcelona, con quien vivió una bonita y entrañable etapa durante toda su carrera novilleril, además de colaborar con los alumnos de la Escuela Taurina de Catalunya y realizar funciones de ayuda de diversos matadores y novilleros de los que cabe destacar a: Víctor Mendes, Marcos Sánchez Mejías, Vicente Barrera, Manolo Sánchez, Luis Francisco Esplá, José Luis Gonzálves, José Ignacio Sánchez y Maxime Solera entre muchos otros.

Sus restos mortales serán velados hoy sábado desde las 19h hasta las 21h y mañana domingo desde las 9 de la mañana, hasta las 14h, en la sala 12 del Tanatorio de la Ronda de Dalt de Barcelona.

Hasta siempe, Pepe. D.E.P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *