El idilio de Manolete y la afición de Barcelona (III)

El 7 de Abril de 1940, Manolete compartió cartel con Juanito Belmonte y Domingo Ortega, ante toros de Urquijo, donde obtuvo dos orejas y rabo de su segundo oponente. 

“Una gran corrida. Por lo que al ganado se refiere, se ha visto, al fin, una gran corrida de toros; una excelentísima corrida de toros. Claro que ello era de esperar, ya que se trataba de unas reses que tremolaban, orgullosamente, en sus lomos, la divisa que acredita la ganadería de la muy ilustre dama doña Carmen de Federico [….] ¡Bonita corrida! Bien presentada, gorda, lustrosa, brillante, con defensas limpias, y además con tamaño, con bravura y con nobleza.  

 En su primer toro se mostró Manolete voluntarioso, más sin aprovechar por completo las buenas condiciones de la res. Se deshizo de ella de media estocada en las agujas que se aplaudió. En el bicho que cerró plaza, el cordobés, en cambio, se superó a sí mismo en una faena de muleta bellísima, torera y artística, a lo largo de la cual y en tres series dio once pases naturales, algunos de ellos verdaderamente dibujados. Por cierto que en la tercera serie terminó uno de los naturales con un molinete, lo que resultó precioso. Ni que decir tiene que la música amenizó tan sabrosa faena, a la que puso remate Manolete de media estocada en el hoyo de las agujas. Se armó entonces el verdadero escándalo en el graderío, y el diestro, al que se le concedieron las dos orejas y el rabo de la res, dió la vuelta al ruedo y salió a los medios, despidiéndose con una merecidísima ovación. Su papel sigue, pues, en alza.” E. P. V  La Vanguardia 9 de abril de 1940 

Manolete mirando al tendido en un estático derechazo

Tres semanas después, el 28 de abril, el torero cordobés  hace nuevamente el paseíllo en la Monumental junto a “Chicuelo” y Pepe Bienvenida, en la cual poco faltó que le sonaran los tres avisos en su primer toro por culpa de los aceros pero a pesar de ello fue obligado a dar dos clamorosas vueltas al ruedo. 

El 30 de marzo de 1941, Manolete, que había estado desafortunado la temporada anterior, se anuncia en la Monumental junto a Vicente Barrera, Pepe Bienvenida y Vitoriano de la Serna, con reses de la divisa de Alipio Pérez Tabernero. La prensa opinaba así al día siguiente: 

“De último espada actuó el cordobés «Manolete», que pareció dispuesto a no iniciar la repetición de su desastrosa temporada pasada. Se estiró con garbo en las verónicas con que saludó a su primer toro, con el

que, realizó después una faena voluntariosa, a los acordes de la música, estimable prólogo de un superior pinchazo y una estocada, desprendida, de efecto fulminante. Se le otorgó una oreja, dio la vuelta al ruedo y salió a los medios. En el bicho que cerró plaza sólo tiró a aliñar, y con el acero largó un pinchazo, bien señalado, y una estocada, atravesadilla-la, entrando y saliendo con pasmosa velocidad”. 

El 6 de abril de ese mismo año, se lidian toros de doña Juliana Calvo (antes Albaserrada) por Chicuelo, Curro Caro y Manolete que después de despachar a su primer toro fue obligado a dar una clamorosa vuelta al anillo. Mucho más interesante fue su actuación el domingo 4 de mayo gracias al buen juego de los toros de don Félix Moreno Ardanuy donde logró en su primer toro un triunfo clamoroso en un festejo donde hizo el paseíllo junto a Pepe Bienvenida y Juanito Belmonte. 

“Y vamos a lo gordo que lo gordo viene ahora. El cordobés «Manolete» recogió a su primer toro con unas verónicas parsimoniosas, lentas, solemnes y bellísimas, modeló de temple » suavidad, lo que Hizo enronquecer a los espectadores. Tras ser banderilleado «Guindillo», que ya dije así se llamaba el toro, pasó a la jurisdicción del espada quien, sin moverse, y llevando al bicho toreado, ‘dio tres pases por alto, ¡maravillosos; cuatro naturales, angustiosamente lentos; uno de pecho, tres con la derecha, dos por bajo, tres teniendo la franela cogida con la mano derecha por el centro del palo, y con la izquierda, pasada por la espalda, por el extremo de la madera; dos molinetes, tres de pitón a rabo y vino un soberbio pinchazo que agarró hueso, y. seguidamente, un volapié hasta las cintas y un certero descabello.» Seguía tocando la música, gritaba hasta desgañitar  la enardecida muchedumbre, y se le otorgaron a! diestro las dos orejas el rabo y una de las patas de la res, obligándosele a dar dos vueltas- al ruedo y a salir infinidad de veces a los medios. Y era tal la algazara y el bullicio que se desgranaba del graderío, que hasta las nubes se descorrieron un instante para permitir al sol que contemplase aquel bellísimo espectáculo. Ello acontecía a las cinco y cuarenta y tres minutos de la tarde”. E.P.V  La Vanguardia 6 de mayo de 1941 

Una corrida de la ganadería de Domingo Ortega se anunció el 18 de Mayo, donde Manolete que a pesar de no obtener trofeos, escuchó grandes ovaciones durante toda la tarde, alternó junto a Pepe Bienvenida y Juanito Belmonte. Dos días después el califa volvía hacer de nuevo el paseíllo en la Monumental para lidiar reses de Domecq y junto a “Gallito” y Juanito Belmonte. 

El 1 de junio Manolete compartió cartel en Barcelona  junto Pepe Bienvenida y Vicente Barrera con toros de Caridad Cobaleda.

“Toros de doña Caridad Cobaleda, viuda da Galache, para Pepe Bienvida, Vicente Barrera y Manolete.  Con cinco majestuosas verónicas y media inverosímil por lo ceñida, recibió Manolete al bravísimo Salinero, cuyo tercio de quites resultó asimismo, una ovación ininterrumpida. Cuajó, a los acordes de la música, una faena torera y artística, de la que sobresalieron cinco naturales, en dos tandas, y tres derechazos magníficos. Señaló un gran pinchazo que agarró hueso, seguido de un superior volapié. Dio la vuelta al anillo y salió a los medios. Al que cerró plaza le porfió mucho con la franela merced a lo que consiguió sacar algunos pases lucidos y con la espada dió un pinchazo sin soltarla, dos medias estocadas y un descabello al tercero o cuarto golpe”. P. V  La Vanguardia 3 de junio de 1941 

Al día siguiente se anunció un mano a mano que registró una grandiosa entrada en los tendidos y en el que Manolete alternó junto a Marcial Lalanda, ante toros de la divisa de la divisa salmantina de Alipio Pérez TaberneroManolete había quedado inédito esa tarde pero se quitó la espina el 15 de junio, donde nuevamente actuó junto a Marcial, esta vez con reses de Manolo González de los que obtuvo tres orejas rabo y pata. 

Triunfo de Manolete en Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *