¿Dónde se lidió el toro más grande de la Historia?

Fuera de la polémica que siempre surge en el tendido entre el trapío y el volumen de los toros, hoy quiero recordar una anécdota ocurrida en Barcelona cuando se lidió el toro más grande de la Historia.

En la Monumental de Barcelona se anunciaba para el domingo 24 de julio de 1932, una corrida de toros de la ganadería de Mora Figeroa con un cartel compuesto por  el espada vasco Pedro Basauri “Pedrucho” y los mexicanos Heriberto García y David Liciaga, que  se enfrentó a una res de la ganadería de Arranz, que dio nada menos que 950 kilos en bruto.

El toro aguardaba en los corrales como primero bis y saltó al ruedo tras ser devuelto el sexto de la tarde. Fue como podemos apreciar en la imagen una autentica Catedral y en la romana dió en bruto nada menos que 950 kilos de peso. ¡Qué barbaridad! Algo inaudito en un toro bravo, más aún en aquella época donde el toro era más reducido de tamaño que en los tiempos actuales.  Como cabía esperar por las hechuras de aquel buey de carreta,  fue un manso de solemnidad e hizo pasar un calvario a la cuadrilla de Liziaga durante el tercio de banderillas. El espada azteca, después de unos pases de tanteo aprovechó una arrancada del manso, para dejar una estocada delantera que hizo efecto y dejó para las mulillas aquel tremendo astad,  que pasó a la Historia como el toro más grande lidiado en una plaza de toros.

5 comentarios en “¿Dónde se lidió el toro más grande de la Historia?

  1. Santiago, sabes lo que haría: irse corriendo. Y no sólo Morante, sinó también Manzanares, Talavante y otras figuritas del becerrismo actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *