¿Y después del tuit?

Llevamos semanas sin hablar ni escribir de toros ya que la situación no era la idónea ni alimentaba a ello. En las últimas fechas nos encontramos en los medios de comunicación peticiones de que debemos afrontar y comenzar la nueva normalidad, lo mejor es hacerlo volviendo a hablar de lo que nos gusta.

Sin miuras ni monas

Los planes de futuro han quedado interrumpidos, pospuestos sine die. Tampoco han durado muchos de los propósitos de año nuevo. Y la verdad es que en estos momentos poco importan. Qué más da si este año no corremos un maratón.