Hasta siempre, Justi

El pasado viernes 6 de noviembre nos dejaba para siempre, el que fuera novillero y posteriormente mozo de estoques Justiniano Blanco Escudero, víctima de una enfermedad que venía padeciendo y de la que falleció en un hospital de Barcelona.