De muy mal gusto

O muy mal gusto o de dudosas intenciones.  No es preciso recurrir a los lobbys contrarios a la fiesta de los toros para que nos ninguneen y nos viertan estiércol. Nosotros mismos dejamos las puertas abiertas de par en par para que entren en casa, nos vapuleen y nos roben la mismísima dignidad. Que nos […]