Sin miuras ni monas

Los planes de futuro han quedado interrumpidos, pospuestos sine die. Tampoco han durado muchos de los propósitos de año nuevo. Y la verdad es que en estos momentos poco importan. Qué más da si este año no corremos un maratón.

¿Qué pasa con Paco Ureña?

Paco Ureña se ha ganado el respeto de los aficionados más críticos como pocos toreros han conseguido hacerlo en los últimos tiempos. Es uno de los pocos privilegiados que cuentan con el máximo respeto de profesionales y aficionados y a su vez, uno de los consentidos de la afición venteña.