La nerviosa proposición de ERC

Tan chulitos, tan seguros de sí mismos, tan dispuestos a todo… Y llegan a Madrid y piden que se derogue la ley que declara la tauromaquia como Patrimonio Cultural. Debe ser que en ERC no lo tienen claro. O sí. Puede que sepan que las leyes se cumplen y andan nerviosos.

En su furibunda y fanática cruzada, avivada desde hace justo una semana, se presentaron el martes en el Congreso de los Diputados para, precisamente, presentar una Proposición No de Ley que derogara la ley surgida de la ILP catalana y, de paso, volver a soltar su rollo sobre las subvenciones. Como de su rollo paso, me quedo con la PNL. ¿Derogar una ley que no piensan cumplir ni con la sentencia del Tribunal Constitucional? El republicano Gabriel Rufián, apoyado por sus colegas Sergi Miquel (de CDC) y RaimundoViejo (En Comú Podem) saben que las leyes se cumplen. Por eso, ahora, vuelven a intentar cambiarlas.

Curioso, también, que el tal Rufián, abogue por tumbar una ley surgida de una ILP, justo lo que reclaman que no se haga con la de la abolición catalana, con la diferencia de que esta es inconstitucional. Democracia a trozos, a sus intereses. Su democracia del miedo, del torpe que se delata con su PNL bajo el brazo. Una semana han tardado en reconocerlo. Otra cosa será hasta donde somos capaces de llegar, hasta donde presentaremos nuestras armas en forma de ley, en forma de sentencia. Faltan voces que digan que vamos, que iremos o que esperemos. Falta la voz del empresario y del último gerente. Dispuesto estoy a esperar. Y lo que me gustaría oírlo, ni lo cuento.

Parece que al final resultará que aquellas firmas que tanto costaron, que incluso tan poco apoyo tuvieron desde adentro y sufrieron hasta la sorna y el desprecio, van a ser la clave. “La sentencia recuerda que la dimensión cultural de las corridas de toros (…) se ha potenciado después con la aprobación de Ley 18/2013 para la regulación de la Tauromaquia”. Pues eso. ERC enseña la patita, muestra las cartas de la partida final y acepta, aunque de manera encubierta, lo que queremos que ellos y todos hagan: las leyes se cumplen, incluso las que no nos gustan.

Por cierto, PSOE y Ciudadanos se abstuvieron. La PNL quedó rechazada con los votos del PP y UPN, sumándose los socialistas para tumbar la de las subvenciones. La vida sigue igual, menos para ERC, Rufián y sus amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *