Alternativas en Barcelona XVI. Ricardo Torres y Niño de la Estrella

Nuevamente un mexicano cumplimentaba su borla en tauromaquia y lo hacía en Barcelona. Esta vez hablamos de Ricardo Rangel Torres, nacido en la localidad azteca de Jasso, Hidalgo, en 1914. Con 20 años, en el 1934, en su viaje a España se presentó en Madrid como novillero, el 15 de abril, repitiendo en su ruedo el 7 de junio, en el cual sufrió un grave percance. Ese mismo año, el 16 de septiembre Marcial Lalanda le cedía en la Monumental catalana al toro Vendejo de la ganadería de Julián Fernández, actuando en calidad de testigo el espada Antonio Posada, en un festejo que se inició con la actuación del rejoneador Antonio Cañero.

Tenían que pasar tres años para que se produjese una nueva alternativa, esta fue para doctorar al turolense Silvino Zafón Rodríguez. El “Niño de la Estrella”, así se anunciaba en los carteles, nació en 1908 en Estrella, una aldea cercana a Mosqueruela (Teruel). Estuvo muy vinculado a Barcelona, donde residió mucho tiempo y aquí llegó a tomar la alternativa, un 16 de mayo de 1937 con Pedro Basauri “Pedrucho” de padrino y Jaime Noain de testigo, ante toros de la divisa de Pellón.   26 años después falleció en un accidente de tráfico cuando conducía una motocicleta por la carretera francesa de Orange.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *