Cuando los Almogávares cumplen años

Aquello podía haber durado una hora y cinco minutos. La hora para intentar poner de pie aquello que no sabíamos bien que era. Los otros cinco apenas unos días después para mirarnos a la cara y decirnos que hasta ahí habíamos llegado. Y hoy nos miramos de nuevo: ya hemos cumplido cinco años.

Cinco años de UTYAC han dado para mucho, desde aquella precipitada presentación en la Federación unos días antes de nuestra puesta de largo en la que iba a ser nuestra segunda casa, con tan pocas ideas que se suplieron con entusiasmo. Principalmente, han dado para conseguir una auténtica legión de gentes que lo han hecho posible y han conseguido tanto con tan poco. Desde aquella locura de recogida de firmas después de que nos bautizaran en Zaragoza, recién nacidos, de dos maneras: como los del tufo a funesto y como los Almogávares. Y nos quedamos con lo segundo y con su Desperta Ferro, para quitarnos cualquier olor que nos clasificara, incluido el de la naftalina.

Cinco años desde que en esta misma web lanzábamos un 29 de septiembre el órdago de crear algo que pronto nos daríamos cuenta que no iba a cambiar el mundo, ni puñetera falta que hacía. Todo este tiempo intentado aglutinar al aficionado y al taurino. Consiguiéndolo en ocasiones y presumiendo de que algunos de los segundos estén en nuestras filas y presuman de UTYAC. En este lustro, mezclando, todo lo que hemos podido y hemos sido capaces, la tauromaquia con la cultura en forma de cine, de pintura, de fotografía, de filósofos, de escritores. Llevando la tauromaquia a un lugar destinado a la cultura en L’Hospitalet, abarrotando con más de 1000 personas en tres días esa Bòbila que hasta casi se nos quedó pequeña. Y como no, buscando ese relevo generacional con esos también bautizados como hijos de la prohibición, esos Jóvenes de UTYAC que se rebelan al impuesto sistema nacional catalán antitaurino.

Cinco años llevando la bandera de la resignación y la libertad, tendiendo manos en Zaragoza, Madrid o Castellón recién bajados de ese autobús, también utilizado con sorna, quizás porque creen que de ahí bajan los del tufo. Tan lejos de esa tremenda caspa que nos intenta clasificar, nos vemos envueltos en tareas tan complicadas como tender un puente con las gentes del bou de esta Catalunya que aún se desvive por un único toro bravo. Igual que nosotros. Un animal que después de un lustro, nos hace permanecer, aún con la situación real que tenemos.

Cinco años que nos han dado hasta para pasar por un juzgado, para defender nuestro honor y el de cientos de aficionados. Para tener que sentarnos en un banquillo de acusados, a la vez acusar y ganar la afrenta con una sentencia estremecedora y contraria a una maquinaria antitaurina, que puso a su servicio a tres reputados letrados para que no les faltase de nada. A nosotros nos bastó con uno y con nuestras verdades. Y es que el nuestro era de UTYAC. Con eso, algunas eminencias no contaron.

UTYAC crece un 40% sus socios colaboradores en este 2015. Hay vida. Hay tiempo, aunque justo, para que el Tribunal Constitucional dicte esa sentencia que nos de la victoria moral de momento. Y ya Balañá, cuando él tenga a bien, que obre, actúe, que diga. Porque ya estaremos nosotros para recordárselo y exigirle que lo haga.

Que habremos fallado no lo pongáis en duda. Pero aceptamos el juicio sincero. El otro solo lo respetamos. Somos lo que somos y no podemos llegar a más. Solamente que seguimos amenazando con seguir mientras sintamos que únicamente hay unas cabezas visibles, pero que al lado, que no detrás, hay tanta emoción que merece la pena continuar.

Cinco años. Feliz aniversario a todos los que presumís de ser y hacer la Unión de Taurinos y Aficionados de Catalunya. A los demás, os felicito en el sexto. Cuando seamos, todavía, más UTYAC. Y cuando ya hayamos cumplido lo que queríamos ser desde críos: catalanes, libres y taurinos.

http://www.dailymotion.com/video/x3885u8_5-anos-de-utyac-somosdeutyac_creation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *