El modelo francés

Se nos llena la boca a los aficionados españoles cuando hablamos del “modelo francés”, lo defendemos ante el denominado sistema taurino que hay en España, que también existe en plazas francesas como Nimes o Arles. Siempre hablamos de la cara que nos gusta y no de lo malo.

Lo malo existe, aunque a veces nos hagamos los ciegos y no lo queramos reconocer. Pero ahora hasta el más ciego ve una de las grandes cagadas del modelo francés. Este fallo que si se generara en alguna feria española como Málaga, Valladolid o Gijón ardería Twitter y todos los blogs, pero como es en Mont de Marsan todos en silencio no sea que digan que ya no somos talibanes.

El fallo de Mont de Marsan es de cartelería, tanto en lo programado como en lo visual. Anunciando dos mano a mano que bien pudieron anunciar hace 5 ,10 o 15 años. Dos mano a mano que a día de hoy no tienen interés por mucho que Enrique Ponce este viviendo una segunda juventud o El Juli cumpla 20 años de su alternativa. A día de hoy esos carteles no tienen sentido cuando el modelo francés siempre ha dado oportunidades a las novedades. Pero el gran petardo es la publicidad. Es decir, los carteles donde salen fotos de los toros enfundados. Sí, como lo leen, salen todos los toros con las fundas a excepción de Dolores Aguirre. Me pregunto yo qué  necesidad se tiene en sacar una foto de un toro enfundado, ¿no tendrá Garcigrande o Jandilla algún toro en el campo sin fundas? o ¿no se podría poner alguna foto de algún toro que se hubiese lidiado en años anteriores en Mont de Marsan? Y encima el astado de Dolores que ponen sin fundas más feo no puede ser. Esto no es el modelo francés que tanto nos gusta defender. Si los toros los anuncian con fundas, ¿como pueden defender la integridad?

Pero dentro de lo que cabe no todo son malas noticias, y estas son las que nos gustan del modelo francés ya que anuncian dos festejos donde es el aficionado y el abonado de la feria quien decide los que torearán tanto en la novillada como cerrando el ciclo con la corrida de Dolores Aguirre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *