Por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas, tralará

Por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas, tralará, vamos a contar mentiras. Así dice la canción infantil y es la que se me viene a la cabeza cuando escucho o leo las declaraciones de las grandes empresas taurinas. 

Son varias las mentiras que nos han colado, pero hay dos muy graves que no benefician en nada a la tauromaquia.

Por el mar corren las liebres, vamos abrir los carteles a los toreros jóvenes que se lo ganen en el ruedo. Era la frase más repetida por los empresarios taurinos en el invierno. Estamos en agosto con casi todas las ferias grandes presentadas y son los mismos carteles que empezaron en Olivenza y los mismos con los que acabaron el año pasado. Por lo menos le están dando algo de sitio a Ginés Marín, pero te queda la duda que si es por sus méritos o por sus apoderados de la FIT. Se te quita la duda cuando ves a Juan del Álamo en casi ninguna feria quitando el reducto francés y poco más. Y para colmo las sustituciones de Manzanares se las reparten los mismos de siempre. No son los únicos que están en esa situación, Fortes o Emilio de Justo son solo dos nombres más de una larga lista. Por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas, tralará.

La otra es chulearse de la gente y llevárselo calentito. La bajada del IVA. Su argumento principal, pero que no tiene ni pies ni cabeza, es que cuando subió no subieron los precios, eso las plazas que tuvieron esa suerte, pero la subida fue de un 3% mientras que la bajada es de un 11%, una gran diferencia. Su otro argumento es que ese dinero del IVA lo utilizarán para mejorar carteles y apostar por la gente joven cuando se está presentando lo mismo que otros años y eliminando novilladas. Además para reírse aún más del que pasa por taquilla te sueltan que se utilizará para difundir la fiesta. Algo que estas grandes empresas no han realizado en todos estos años y ojalá me equivoque pero no creo que lo hagan este 2017 ni en el 2018. Por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas, tralará.

Dos simples actos que pueden tener una consecuencia nefasta para la tauromaquia y pueden cambiarlos pero no quieren. Tendrán sus motivos pero que no beneficia a la tauromaquia no deja ninguna duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *