Serafín Marín: “¿Mis compañeros? Apoyo ninguno”

La semana pasada, Serafín Marín se sinceró en el programa radiofónico Me gustan los toros, de la emisora Canal Ebro Radio. Entrevistado por Isabel Virumbrales, el catalán habló de la preocupante situación taurina, especialmente la catalana, así como de su situación personal.

Catalunya continúa a la espera de una sentencia que parece caer en el olvido de jueces y del mismo sector taurino: “Llevan dos años diciendo que va a haber toros, pero no sé que año va a ser. Tuve una llamada en el mes de junio diciéndome que con un poco de suerte en la Mercè de este año… Septiembre ha pasado y aquí nadie ha sacado nada. Llevamos cinco años esperando esa sentencia y ya va siendo hora que sepamos los taurinos si es favorable, para saber que el año que viene habrá toros, y si no es lo es, para seguir luchando para que haya toros en Barcelona“. Cinco años desde que se presentara aquel recurso. Mucho tiempo desde aquella Mercè de 2011, en especial para el torero de Montcada: “Me quitaron mi pan de cada día. Yo soy torero, me quitan mi profesión, me la prohíben y ¿dónde voy? Barcelona era una fuente muy importante para conseguir hacer más festejos. Estoy atado de pies y manos, te ningunean como les da la gana. Y estamos a la espera de que saquen ese papel del Tribunal Constitucional, que tampoco tiene lo que hay que tener para sacarlo ya y va siendo hora de que la Tauromaquia tenga apoyo por algún sitio“.

A pesar de este tiempo, para Serafín la situación de la afición catalana está fortalecida:  “Está la UTYAC y doce peñas más, la llama no se apaga. Está ese Congreso de UTYAC con un éxito total de público, con un teatro lleno hasta arriba… He ido a muchos actos y desgraciadamente no he visto tanta afluencia como he visto aquí. En estos eventos la gente se vuelca. Pero creo que lo que la Tauromaquia necesita es una macromanifestación, tirarnos a la calle, que es donde realmente nos van a escuchar“. También puso en duda alguna acción llevada a cabo: “Es muy bonito hacer el paseíllo en Pamplona desmonterados… Cuando llegué el primer día para ver la corrida ¡tuve que preguntar que estaban haciendo!“. Y acabó abogando por “buscar a esa persona que nos represente y que pueda llegar a sentarse hasta con el presidente del gobierno. Somos el espectáculo de masas que más aporta a las arcas españolas y el más maltratado. No sé quien podría ser esa persona que nos represente a todos, pero debería tener valores y carácter, que si tiene que dar un puñetazo encima de la mesa, que lo dé, que no va a pasar nada“.

“El único que realmente se preocupa es Toño Matilla”.

Respecto a la posición del sector sobre la situación en Catalunya, Serafín explico que “a mí nadie me llama. El único que realmente se preocupa es Toño Matilla, es el que me ha llamado siempre, el que se ha movido, el que cuando ha habido una pequeña noticia, alguna luz, me ha llamado y me ha dicho que a lo mejor tal día hay toros en Barcelona. A nivel profesional, de mi ámbito… que me pregunten como está esto, pues si lo puede saber igual que lo sé yo… Apoyo ninguno. Al principio sí hubo movimiento, pero ahora mismo nadie hace nada. Ya ha empezado el invierno y nadie empieza a hacer ningún movimiento“.

La situación profesional de Serafín Marín tras esta temporada del 2015 quedó marcada por el “bache con el apoderado, no salieron las cosas en Madrid y José Antonio Campuzano me dejó tirado. Me he tenido que buscar la vida solo, algunos empresarios me han contratado, también he toreado cuatro festejos en Perú y a pesar de que aquí en España la temporada ha sido corta me ha embestido algún toro para poder torear bien. Artísticamente me encuentro bien, con mucha moral. Sé que este año no ha podido ser, pero en la situación moral que me encuentro será el que viene, mi momento tiene que llegar“.

Un comentario en “Serafín Marín: “¿Mis compañeros? Apoyo ninguno”

  1. Parece que el gobierno no quiere agudizar las contradicciones con una generalidad de Cataluña dispuesta a anular en su territorio todo vestigio de hispanidad, sin que para ese fin le haya importado incurrir en el liberticidio de prohibir la tauromaquia, arte que es el signo más identificativo y preclaro de la cultura hispánica.
    El TC, como los demás órganos del poder judicial, está/n dominados por cada gobierno en su turno; y todos ellos diligentes e infalibles solo en la defensa de los intereses de poderes económicos a los que, como tales, la tauromaquia y la mayor parte de la cultura les resulta indiferente.Tengo la absoluta convicción de que el TC no ha fallado inmediatamente a favor de la restauración del toreo en Cataluña porque el gobierno no quiere asumir coste político ninguno frente a las instituciones catalanas y, en general, frente a los sectores de la #BarbarieAntitaurina continuamente movilizados, y financiados por lobbies extranjeros. Item más: a Rajoy los toros y la cultura le importan un pimiento de Padrón, y lo que puedan opinar sus conmilitones del PP sobre este particular lo tiene amortizado en el sistema dictatorial con que los maneja.
    Opino que a Serafín Marín como a otros matadores, novilleros, rejoneadores y subalternos de mérito que se encontraran en Cataluña habría que brindarles un apoyo cálido y efectivo del sector taurino, así como se debería ayudar a las ganaderías, a las empresas y a los agentes de la cultura taurina radicados en esa región española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *