Un curso para un instante

Javier Vila nos envia una reflexión acertada del segundo curso de Aficionados Practicos de Catalunya:

Ver salir a hombros en brazos de los compañeros y los profesores a tres de los alumnos mas entrañables del curso debe hacerte sentir que en la vida, a veces, solo a veces, los esfuerzos altruistas tienen su recompensa. Enrique, Omar y sus inseparables Carlos, Antonio y Perucha, ayer se sacaron la chistera y nos enseñaron el conejo.

Y es que tanto Toño, como Jordi, o David, habían conseguido lo que unos meses atrás se antojaba un imposible para tres personas que no habían cogido una muleta jamás: echar el vuelo y aguantar el embroque y correr la malo… y verlo desplazarse. Y girarse y dejarla puesta. Y aguantar el parón y volverla a echar. Así hasta que el cuerpo te pide que acabes con el de pecho.  Los que allí estábamos reaccionamos como el que vio a Lázaro levantarse y caminar. Omar, Enrique y compañía: no hay dinero en el mundo que pague el sentirse dueño de un milagro. Queridos Jordi, Toño y David: llevo viendo toros desde que tengo cuatro años. Ayer tuve uno de esos instantes que no se me van a olvidar en la vida: no sois Esplá cuando se despidió de Madrid con ese colorao interminable, ni Morante y su faena de capote en aquel San Isidro (por cierto, aquello merecía un espadazo sin coger siquiera la muleta), no sois tampoco JT y sus 6 toros perfectos en Nimes…pero ayer conseguisteis lo mas difícil: convertir en eterno la temporalidad un instante

Pasaba esto en el último becerro de los tentaderos de clasificación de ese segundo curso que han montado esos tipos que no venden cuentos sino realidades que no hace mas que confirmar que las cosas hechas con el alma no fallan nunca. 2º curso y 2º éxito. Ahora queda la final, cuatro valientes: Fernando Casanova, Jorge Cebrián, Juan Martínez y Fernando Azuaga jugaran a ser Superman con novillos de verdad.

A sus madres, padres, mujeres, hijos y hermanos. Solo les puedo aconsejar paciencia y comprensión. Están locos. Esa es la verdad. Pero es tan bonito que tenéis que ayudarles (respetando sus miedos y sus alegrías) a que disfruten de esa sensación tan extraña que es verse anunciado en un cartel de verdad. Estas navidades tendréis un torero en la familia, así que habrá que apretarse los machos y empujar hacia adelante.

Que Dios reparta suerte.

JAVIER VILA

Fotografias: FB Fernando Martin

3 comentarios en “Un curso para un instante

  1. QUEREMOS HACER PUBLICO ALGUNOS DE LOS MENSAJES DE LOS PARTCIPANTES DEL CURSO (POR UNA RED SOCIAL Y EN PRIVADO) LAS EMOCIONES QUE HAN DESPETADO TUS SENTIDAS PALABRAS.

    “javier estoy en el trabajo y casi lloro, solo puedo decir gracias y que grandes sois. Viva nuestra afición que no morira nunca!”

    “que emocionante javier, muchas gracias, es un sueño todo esto que vivimos y una emoción constante”

    “fue muy emocionante y emocionante es leerte”

    “javi estas en barcelona ya he leido en vadebraus cuatro veces el articulo y cada vez tengo mas ganas de darte un abrazo!”

    “para quitarse el sombrero javier, eres un tio y un pedazo de compañero”

    “vila… ole tu! mientras leia el articulo o mejor, el canto a una pasión, me quedado frio de emoción. por mi parte gracías a todos por hacerme sentir vivoy por dejarme compartir mi locura con todos vosotros, gracías”

    GRACIAS JAVIER Y A TODOS LOS PARTICIPANTES DEL CURSO, ESTAMOS MUY ORGULLOSOS DE TODOS VOSOTROS POR RESPETAR LA TAURIMAQUIA Y VIVIR EL TOREO CON UNA PASIÓN DESMEDIDA!

  2. Fue un momento increible,igual que los compañeros,igual que los profesores e igual que este articulo del gran Javier Vila,entre todos han conseguido que un aficionado como yo desde que era niño pueda sentir en sus carnes la magia del toreo con toda su grandeza e incluso a llegar a sentir lastima por esos antis que nunca podran sentir esa sensacion de sentirte diferente a los demas,de sentirte torero.

  3. Los profesores han conseguido que el grupo que hay sea inmejorable. Muchas gracias por todo toreros. Cataluña taurina sigue más viva que nunca gracias a iniciativas como esta y pese a las trabas de la família Balañá que ni siquiera deja entrenarnos de salón en la Monumental. Nadie va a acabar con nuestra afición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *