A ver si el Constitucional nos echa una mano

Estar en el momento justo en el sitio apropiado. Puede que fuera esa situación la que haya llevado al periodista Joan Barril a escribir este artículo, que aparecía hoy en El Periódico de Catalunya. Barril, periodista catalán que escribe un artículo de lunes a viernes en dicho rotativo, siempre se ha mostrado más proclive a escribir, llegado el caso, desde un postura contararia a la fiesta de los toros. Sin embargo, en el día de hoy se puede leer este artículo que, por su interés y por las muchas vías por las que transcurre, reproducimos de manerea íntegra.

 

14 juillet a Ceret

El cantante de Séte, Georges Brassens, en su célebre canción versionada por Loquillo, La mauvaise reputation dice que él, durante el 14 de julio se queda en la cama tan tranquilo. El 14 de julio es la fiesta nacional francesa. Quedarse en cama en fecha tan señalada es una manera de decir al mundo que eso de las patrias y las celebraciones forma parte del pasado. Sin duda los veranos son pródigos en celebraciones. El pueblo de París tomó la Bastilla un 14 de julio y los colonos americanos declararon su independencia respecto a la metrópolis británica un 4 de julio. Incluso los franquistas eligieron el 18 de julio para su golpe de Estado.

 


 

En mi revolución personal no estaba previsto nada nuevo para el pasado domingo 14 de julio. Tal vez quedarme en cama tan tranquilo. Pero mi amigo Pedro y su encantadora familia insistieron en llevarme a Céret, ese pequeño enclave del Vallespir por el que pasaron todos los artistas del mundo y no pocos toreros. La pequeña plaza de Céret estaba, como decían los cómicos “abarrotá”. Hace tiempo que manifiesto mi escepticismos por ese tipo de celebraciones. Pensé que el hecho de tratarse de una corrida en Francia le quitaba el incómodo calificativo de fiesta nacional. Tal vez sus orígenes tuvieron lugar en España, pero una corrida de exportación la convierte en universal.

 


 

Así que me senté junto a Pedro en la barrera de la pequeña plaza de Céret y la primera sorpresa de la tarde fue escuchar a la banda interpretando Els Segadors con el público puesto en pie. A continuación las cuadrillas hicieron su paseíllo y los areneros y monosabios aparecieron en el albero tocados con barretinas rojas y fajas y alpargatas. Me fijé que en los distintos lugares del callejón figuraban en rótulos muy grandes las palabras: metges, majoral, espases. Entre el público catalanes franceses, franceses casi catalanes, españoles llegados de España o hijos y nietos de los exiliados españoles que decidieron buscarse la vida allí. Algún torero de Béziers, otro de la Camarga, una ganadería portuguesa y otra de Huelva o de Ávila. Si Dalí proclamó que el centro del mundo era la estación de Perpinyà, la plaza de Céret el día 14 de julio era otro centro de otro mundo. Profano como soy en cuestiones de la lidia iba preguntando a mi amigo Pedro el significado de los pases y la importancia de los lances. Me hizo saber que en los cosos de Francia se le da mucha más importancia al toro que al torero. De ahí que el público sea tan crítico ante el más mínimo defecto del animal. Luego, una vez el toro yace muerto sobre la arena, el mejor aplauso se lo lleva la bestia exangua. Es cruel, tal vez porque se paga por ver la muerte de un ser vivo. Pero a veces el ser vivo está a un par de centímetros de la muerte. Eso es lo que le sucedió a Fernando Cruz sobre las arenas de Céret. Revolcón, un aire de tragedia, el necesario remiendo de la taleguilla y un susto que podía acabar en tragedia en mi primer día de noviciado. En el trance siempre lento que tener que devolver el toro a los corrales sin ayuda de cabestros ni mansos, se puede estar un buen rato. La banda aprovecha para distraer al personal y, tras los pasodobles, se arranca con la interpretación de L’Estaca, de Lluís Llach.

 


 

Entre los asistentes veo a un conseller. Me acerco y nos abrazamos como el alguacilillo abraza al diestro antes de darle un trofeo. Le digo que tal vez harían bien en revocar la ley que fuerza a los catalanes a una emigración dominical. Me responde: “A ver si el Constitucional nos hecha una mano”. Queda claro que el conseller es ante todo un aficionado.

Foto: www.aplausos.es

10 comentarios en “A ver si el Constitucional nos echa una mano

  1. Amigo Joan: No pretendo en ningún caso iniciar ningún debate, si no mas bien darte las gracias por tu contestación y decirte que con comentarios como este que estamos teniendo ayudaremos a estar mas unidos en nuestra afición y mas en Cataluña.
    Ya se amigo mio que tenemos distintos puntos de vista pero en el fondo tenemos un punto de unión que es nuestra afición a los toros. Voy a puntualizar un poco la respuesta.

    Barcelona siempre fue una plaza de un`prestigio intachable
    y no lo dice el aficionado Teo, lo dicen de su propia voz:
    Paco Camino, El Viti, Diego Puerta, El Cordobes, etc etc. hay programas audiovisuales que asi lo certifican ellos mismos de su propia voz “en Barcelona nos hicimos ricos sin ser matadores”…creo que hasta ahí estamos de acuerdo sin duda alguna.

    Viene luego otra generación de los, Niño de la Capea,Emilio Muñoz, Damaso Gonzalez, Paquirri,Manzanares,Ojeda,Joselito, Espartaco, Cesar Rincón y hasta el mismísimo Juan Mora que en dos tardes corta 7 orejas y no vuelve a venir hasta el cierre de nuestra Monumental.

    A continuación aparece en la Monumental el fenómeno “guiri” al que te refieres ahí la afición empieza a dejar de ir, pero yo diría que mas que por el fenómeno turista es por el aumento de los precios y la baja categoría de los carteles. Ahí tengo que darte la razón pues hasta yo mismo casi deje de ir o iba a festejos muy determinados.

    Ahora en los últimos años nuestra Monumental se vuelve a vestir de gala y aparece el fenómeno JT, pero es que junto con el disfrutamos con grandes tardes de toros con enormes faenas de Morante, Manzanares (hijo), Perera,El Juli,Serafin,El Cid, Rivera Ordoñez (en sus primeros tiempos),El Fandi, Castella y como no UN MAESTRO DE MAESTROS ¡¡¡ENRIQUE PONCE!!!, seguro que me dejare alguno. Con estas grandes figuras la empresa de Barcelona realiza carteles MUY SUPERIORES A LOS DE MADRID, SEVILLA O BILBAO, pero hay otro fenómeno que aparece en nuestra plaza y que lo hemos sufrido todos y este no es otro que el fenómeno de los antis.
    Ello impide ver la Monumental llena, pues el buen aficionado va a los toros, pero al mismo tiempo nos sentimos solos en la calle sufriendo lo indecible y viendo que la defensa esta al lado de quien nos insulta y esto amigo es cierto como la vida misma. Si a eso le añades que no hay extranjeros y al mismo tiempo cuando el aficionado catalán quiere ir a ver a JT NO HAY ENTRADAS PARA NOSOTROS, mucho aficionado pensó, mejor retirarse y asi quedaron los tendidos vacios aun con buenísimos carteles.

    Amigo Joan no voy a cerrar este comentario sin hacerte reflexionar sobre el momento actual. ¿Acaso tu no crees que el mundo taurino debe cambiar sus reglas TOTALMENTE …?. Yo te voy a dar mi opinion y es la siguiente: Las Plazas mas importantes del mundo taurino son Madrid-Sevilla y Bilbao plazas emblemáticas donde un gran triunfo en ellas por si solo ponía en orbita a cualquier torero.
    A dia de hoy esto no es asi, ya que si no entras en el grupo de los diez o doce elegidos por las empresas aunque salgas victorioso de esas plazas NO VAS A CONSEGUIR NADA. Porque todas las ferias y carteles en febrero están ya hechos y de nada te vale triunfar.
    Te voy a poner dos ejemplos, el maestro Juli sufre un percance en Sevilla y le sustituye Escribano, se la juega a carta cabal y corta las orejas a un Miura ¿le ha servido de algo…?, ¿en cuantas ferias le vemos…?, Fandiño ¿Cuántas tardes y años lleva este hombre triunfando tarde tras tarde y con ganaderías de todo tipo y no acaban de darle paso, ni a tiros y algunos triunfos en Madrid y Bilbao…?, esto que duda cabe es una manera de no dejar paso a nuevas figuras emergentes y el escalafón queda vacio de competencia.

    Esto que es remar contra corriente y nos están abocando a dejar la afición a un lado. Lo que tu comentas de Barcelona en la época de los “extranjeros” esta ocurriendo hoy en Madrid, dia tras dia se dan festejos los domingos donde el metro te cuesta mas que una andanada y van 3000 personas y 200 aficionados, con ganaderías que son de pena.

    La verdad amigo es que tristemente buscamos al enemigo fuera y lo tenemos dentro. Seguro estoy que si a Serafin lo hubieran puesto en carteles decentes en Madrid y Sevilla otro gallo hubiera cantado. Un abrazo amigo Joan pero a lo que te refieres no es solo en Barcelona es en todo los sitios y asi nos va. Espero haberte contestado y espero que alguien haga algún comentario sobre el tema, pues a lo mejor estoy equivocado o sencillamente no se de que va el tema, pero asi lo veo. Un saludo amigo

  2. Contestaré breument, perquè no vull iniciar un debat estèril, inútil i poc oportú.

    Les corregudes a Barcelona eren, com a regla general, un “espectacle” per a guiris, obsolet, avurrit i decadent (amb contades excepcions com Tomàs i alguna més). Absència absoluta de ramaderies encastades. Repetició fins al cansament de ramaderies descastades, soses i invàlides. Manteniment a la plaça d’invàlids com a regla general (“recomanacions” de no canviar toros, els sobrers costen diners). Absència absoluta de “trapío” (no parlo de kgs, presentació vergonyosa). Desaparició de la “suerte de varas” i de la lidia. Absència absoluta d’exigència, criteri i rigor amb els toreros. Entrega de la plaça al guiri ocasional i expulsió de l’afeccionat (perquè donar “espectacles” amb garanties quan venen els guiris que els és igual tot). Abandonament i menyspreu a l’afeccionat. Arrendament de la plaça a coneguts “pirates taurins”. Absència d’apropament del toro a l’afeccionat (prohibició de veure el “apartado” i els toros abans de ser torejats). Etc.

    En definitiva, només cal veure les grades de la plaça de braus de Céret i veure les de la Monumental de Barcelona. La gent no és tonta.

    Una abraçada Teo.

  3. Amigo Joan, no quería contestarte pero no me queda mas remedio que hacerlo cuando leo la barbaridad que acabas de escribir. Decir que en la Monumental se hacían espectáculos fraudulentos, es sencillamente ser un mal aficionado, o sencillamente no haber ido a nuestra querida y añorada Monumental.

    Vamos haber Joan ¿has visto la Feria de Sevilla…?, ¿has visto San Isidro…?, ¿has visto Las Fallas…?, pero no me refiero a este año, si no a este y todos los anteriores.
    Hay festejos muy malos, la mayoría, otros que se derrocha arte por los cuatro costados y hay otros que ver a un torero jugarse la vida ante Miuras, Adolfos, Victorinos, Cebadas, etc. etc, ya de por si es un éxito anunciarse en los carteles. LA FIESTA ES ASI Y LO HA SIDO SIEMPRE.

    Amigo Joan, en la Monumental de Barcelona, en los últimos años se vivieron grandes tardes de toros y grandes tardes de emoción. NEGARLO, es sencillamente dar la espalda a la realidad y a los hechos me remito, tan solo con recordar algunos festejos espero poder dejar las cosas en el sitio que nos corresponde:

    En la Monumental Catalana JT, ha escrito paginas que en cualquiera de las primeras plazas del mundo hubiera cortado los mismos trofeos que aquí. Tardes de cuatro orejas, tardes de cuatro y el rabo y porque no decirlo su reaparición junto a Cayetano fue una gran tarde de toros.Y la tarde de Idilico fue para soñar con el toreo.

    Y que me dices de las grandes tardes de Morante,Ponce,El Juli, Manzanares, Perera incluso hasta el Fandi y te voy a decir mas con ganaderías bien hechas en tipo. Salvo que a la “gordura” le llames trapio, que también puede ocurrir.Y hay grandísimos aficionados mantienen esa teoría y están en un gran error. UN TORO MUY GRANDE Y CORNALON, NO TIENE MAS TRAPIO Y DIFICILMENTE VA A EMBESTIR. Los datos lo confirman de mas de 250 toros embisten dos.

    He recordado a esas figuras pero ahora vamos con los nuestros: Antonio Barrera consiguió salidas de Puerta Grande con toros que por su trapio hubieran sido perfectamente lidiados en Sevilla y Madrid, que a lo mejor en vez de dos orejas hubiera sido solo una (pues bueno)vamos a dejarlo ahí. Serafin en estos últimos años con toros de muy buena presentación consiguió grandes tardes de toros con JT y Cesar Rincón (casi nada amigo…) y ya ni te digo la tarde de “Timonel” ¿crees que este toro hubiera sido rechazado en Madrid…?. Para estar delante de ese toro sencillamente había que tenerlos bien puestos.

    En primer lugar te voy a pedir disculpas porque ni he pretendido darte lecciones de nada y menos de toros, pues tengo la seguridad que seras mejor aficionado que yo. Pero leer eso de “espectáculos fraudulents” la verdad como aficionado de Cataluña creo que es hacerle un flaco favor a la afición catalana. Pues da la sensación que eramos una plaza de pandereta y eso sencillamente no se ajusta a la realidad.En Cataluña hay bastantes aficionados de primerísima fila y entendidos tanto o mas que en las primeras plazas del mundo y además un publico muy respetuoso con los toreros. Yo cuando menos yo lo he visto asi, Barcelona para mi ha sido una plaza de primerísima categoría. Un abrazo amigo

  4. Quien lo iba a decir, el señor Barril que siempre había dicho que jamás le verían en una plaza de toros por tratarse de una salvajada, y la primera vez que va casi se emociona.La ignorancia es muy desvergonzada o como decía Antonio Machado: “Todo lo que se ignora, se desprecia”.
    En su defensa decir que a pesar de ser un detractor reconocido de los toros fue lo mínimamente honesto para posicionarse públicamente en contra de la prohibición del Parlament.Esperemos que haya aprendido la lección.

    http://cajaencrisis.blogspot.com.es/2009/12/la-columna-de-joan-barril.html

  5. Benvolgut Joan: està segur que els espectacles de Céret són més autèntics que els que es feien (i es faran) a la Monumental de Barcelona? Estàs segur que a la Monumental tot era fraudulent? Les set o vuit vegades que Tomás va sortir a collibè, també? i tots els triomfs d’en Serafin Marín, també? Què té més d’autèntic Céret, les barretines? o els toros ilidiables? Bé, potser parles d’un espectacle que jo no conec, “la correguda” (és un espectacle sexual, potser?) Et recordo que el joc de l’home (o dona) amb el toro a la plaça, en català, es diu corrida des del segle XVII. Salut.

  6. El Conseller es Santi Vila Conseller de Movilitat,exalcalde de Figueres y uno de los pocos parlamentarios que voto en contra de la ILP antitaurina,perteneciendo a CIU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *