Aprovada la Llei de Salvaguarda del Patrimoni Cultural Immaterial

Les corrides de toros seran declarades com a Patrimoni Cultural Immaterial. Així ho va decidir ahir el Ple del Congrés dels Diputats, aprovant  la Llei per a la Salvaguarda del Patrimoni Cultural Immaterial, amb 188 vots a favor del PP i UPyD, 97 abstencions del PSOE i els 20 vots en contra dels partits minoritaris de CiU, PNV i Izquierda Plural. L’entrada en vigor serà al dia següent de la seva publicació al BOE.

L’aprovació d’aquesta llei autoritza el Govern a elaborar, en el termini d’un any, un text refós en què s’integrin aquesta norma i la del Patrimoni Històric Espanyol, així com les disposicions en matèria de protecció del patrimoni històric contingudes en normes amb rang de llei. Tant ERC com CiU veuen aquesta aprovació com una invasió de competències per part de l’Estat i com un instrument per crear un conflicte competencial. El seu neguit no acaba aquí ja que, a esperes de la sentencia del Tribunal Constitucional, veuen perillar la prohibició dels toros a Catalunya fet que suposaria la tornada de les corrides (i de la llibertat) a la nostra terra.

Les reaccions no s’han fet esperar i Ferran Mascarell, conseller de Cultura de la Generalitat, ha comunicat que el Govern presentarà un recurs contra aquesta llei.

Y digo yo…

Lo que digo es que es lógico. Lógico que en una ley de proteger cultura, de recopilar el patrimonio del país esté la Tauromaquia entera, mucho más que la corrida de toros. Y que curioso resulta ver como algunos ahora se esconden, cuando fueron ellos los que pasaron de Defensa para poner lo nuestro en Cultura. Dejan al PP solo, como garantes de la Fiesta. Vuelve a meter la cara entre las manos ese partido socialista, otra vez acomplejado, otra vez nada, ahora ya sin ropa que guardar.

Se puede mirar como se quiera, vencerse por el derecho o por el izquierdo. Incluso ir o no a los toros hasta en Catalunya. Esa es la gran diferencia. Esta de Salvaguarda te da a elegir. La del 28-J de 2010 del Parlament te obliga, te dicta y te dice donde no debes ir. Diferencia vital. Que conste, no me gusta que la tauromaquia se rija a base de decretos, de leyes. Pero insisto, al menos esta nos da a elegir. La otra no y ellos empezaron el mal juego. Ahora a rasgarse las vestiduras.

Digo yo, y veo, que al final nos gusta jugar a todos. Cada uno con sus reglas, pero algunas son básicas. Algo así como el parchís, que en cada casa se juega de una manera, pero si matas una ficha te cuentas 20 sí o sí. Y yo que me alegro que CiU y Mascarell recurran al Constitucional para que ponga justicia. Si esta ley rompe no sé que pactos constitucionales e invade otras tantas competencias, no vale y que se cuenten veinte. Las reglas son las reglas. Pero que no olviden, que más pronto que tarde, esos mismos jueces deberán decir si lo de los toros aquí vale o no vale. Entonces las veinte pueden ir para otro lado.

Por tanto, a esperar. Tanta España, tanta Catalunya y tanta ostia para al final recurrir al mismo tribunal que nos debe dar la razón para volver a la libertad de poder ir a los toros en nuestra tierra. Hay que ver que jodidas son las reglas cuando no son las tuyas o cuando no mandas en el tablero. Decirle, si veis a Mascarell o a cualquiera de sus colegas, que aceptamos la partida. Eso sí, ni en su casa ni en la mía. En la del Tribunal Constitucional.

Digo yo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *