El idilio de Manolete y la afición de Barcelona

La Plaza de Toros Monumental de Barcelona, fue sin lugar a dudas un auténtico talismán para el grandioso torero cordobés Manuel Rodríguez “Manolete”.

Fue también el escenario donde más veces actuó del mundo: aquí intervino en nada menos que en setenta ocasiones. El idilio entre Manolete y la afición catalana nació en la Monumental, aunque la primera vez que Manolete actuó en Barcelona fue en la Plaza de las Arenas, los días 22 y el 24 de julio de 1933, formando parte del espectáculo de la banda-cómico-musical-taurina “Los Califas”. Manolete participó en la parte seria, junto al becerrista Juan Luis Ruiz, estoqueando un becerro de la ganadería de Florentino Sotomayor, y según el cronista José María Hernández de El Noticiero Universal apuntó excelentes cualidades toreras. El genial empresario Pedro Balañá Espinós tuvo entonces una gran intuición con Manolete y se dio cuenta de la gran personalidad del califa. En esas actuaciones primeras el público catalán lo estimuló mucho con su apoyo y aquello fue un preludio del gran idilio que mantuvo posteriormente con la ciudad condal.

(Éste es el primero de una serie de artículos que se irán publicando para conocer la relación entre Manolete y Barcelona).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *