El milagro de Vadebraus

Lo ha vuelto a hacer. Ángel González Abad, puntual y semanal, vueve a a escribirle a la Catalunya taurina. Esta vez nos ha tocado a nosotros.

Desde Los martes toros, en ABC, Abad habla del milagro de Vadebraus. Puede que no sea para tanto. Da igual. Escrito está desde ayer. Gracias, Ángel.

A la entrada de la Escuela Taurina de Madrid, ahora tan denostada por el gobierno podemita de la capital de España, los chavales que llegaban cargados de ilusiones podían leer: «Ser torero es muy difícil; ser figura del toreo, casi un milagro». Pues en el milagro, y sin casi, estamos en esta Cataluña convulsa y descabezada. Si ser aficionado aquí es muy difícil; crear, gestionar y mantener un portal de información taurina, un milagro. Hablo de la web «Va de braus» (www.vadebraus.com) que lleva ya un lustro al pie del cañón como un ente que aglutina las ilusiones de muchos catalanes que siguen luchando por recuperar una tradición cultural que aprendieron a amar de sus mayores.

Lo escribí hace cinco años: «Darse una vuelta por “Va de braus” es tomar el pulso al estado de ánimo de los aficionados catalanes. Profundizar en los comentarios a cada noticia es constatar el grado de indignación y desencanto que se vive entre quienes se consideran tan catalanes como aficionados a los toros».




Ha pasado el tiempo, y la resistencia sigue más viva que nunca. Esa resistencia taurina que no rebla, que no se rinde porque lucha por recuperar una libertad políticamente cercenada. Que lucha contra la prohibición de las corridas de toros que emanó de un Parlament en donde la Fiesta se utilizó torticeramente, en donde la presunta defensa del toro solo fue una excusa, una lamentable excusa sin pies ni cabeza, como sigue siendo el acoso que la Fiesta está viviendo en otras zonas del territorio nacional.

El próximo viernes, la peña taurina Ángel Lería de Zarzacapilla, en L’Hospitalet de Llobregat, premiará a quienes día a día mantienen vivo el contacto con los aficionados a través de una web milagrosa. Homenaje a quienes la hacen posible, a los entusiastas Paco Píriz, Gerard Mas, Miguel Ángel Puertas, Joan Colomer, Paco March, Raúl Felices… Artífices de un referente, de un soplo de aire fresco, de un auténtico espacio de libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *