Encalar un solar

Debo reconocer que el trauma de no poder ir a la Monumental lo estoy llevando mucho mejor de lo que me podía imaginar. No cabe duda de que la mente es más poderosa de lo que imaginamos y nos lleva a resignarnos, a pensar en un futuro mejor, con toros, por supuesto. Así, guste más o menos a aficionados, G-10 y demás colectivos, la televisión alivia. O asola. Vaya usted a saber, además de acercarnos el pasado más reciente de Barcelona.

Y es que el directo, por manipulado que aparezca en tantísimas ocasiones, tiene momentos que se escapan, venidos a veces por marionetas del propio ente, que dicho sea de paso, y guste o no, en lo suyo, en lo de retransmitir en cuanto a tecnología, pues lo borda. Fue en Sevilla, en su desastrosa Feria de Abril, cuando el cantante de pasodobles Serranito, afín al sistema molesiano, declaró que estaban dejando La Maestranza como un solar. ¡Qué verdad! Pero no parece importar demasiado que se destroce en muy poco tiempo auténticas fortalezas. Pasando por alto el práctico festival fallero, aunque no debiera ser así, Sevilla puso de relieve que la crisis no es la única culpable del 30% menos de abonos en un par de años en la ciudad hispalense. Hay más. Propuestas rácanas unidas a paupérrimos resultados. Ni la tarde de las cuatro orejas de Manzanares en impresentable corrida salvó un serial de despropósitos, tanto ganadero como torero. Pero el pato lo pagó la crisis. Como en la década de los ochenta las segundas viviendas y la playa en Barcelona para justificar la desbandada de público. Y el sector, tan campante. Lo peor, lo que parece indicar: el año que viene, más.

Espacio Arte y Cultura en Las Ventas

¿Y Madrid? Pues ya vemos, eso sí, con su buena carpa. Buena fachada, que entra más o menos bien por los ojos, pero una vez se cruza la puerta , la realidad es otra. A mí me parece bien que se le de un aire nuevo a los toros, que es lo que pretende la dichosa carpa, que se haga un esfuerzo por ambientar y renovar este espectáculo, pero empecemos desde dentro. Que está muy bien eso, sí, pero lo dentro está muy mal, o por lo menos bastante. Casi una semana de toros en Las Ventas, con más claros en los tendidos, con más abonos en taquillas sin renovar. Y la carpa llena demasiadas veces de nombres que solo aparecen en tardes de clavel, o de José Tomás o de Morante si es que lo hacen y sin pagar muchas de ellas. Pues no me vale del todo. O vale a medias. O nada. Porque con el aficionado se sigue sin contar, se le ofrecen las lentejas con el abono, si las toma bien y si no, la crisis vuelve a pagar el pato. Olé. Olé por la sordera del sector, tan parec

ida a la que practicaron los Balañá por Barcelona, cuando nadie se podía imaginar lo inimaginable. Que sigan haciendo sin darse cuenta que cada vez todo se mueve más rápido, cosas que se van a veces ya no vuelven. Que sigan con su carpa e invitando a personas hartos de whisky como ese tal Arrabal mientras el que sustenta esto de verdad, se traga tardes inaguantables. Ese pobre no tiene lugar en un sitio como este, no vaya a ser que desmonte el chiringuito. Parecen muchas capas de cal aguada a una fachada para vender algo casi de origen. O para reformar a fondo.

¿Qué cómo? Eso debe ser cosa de todos. Que empiecen por escuchar al aficionado, al que se queda con las lentejas y al que no. Que le pregunten por qué sí y, casi mejor, por qué no. Que pregunten que opinan de la cautividad de los abonos demasiado largos repletos de ausencias, como en Sevilla y Madrid, y rellenos de dobletes y hasta tripletes de difícil comprensión. Que renueven todo y todo es todo, desde el escalafón, hasta el campo, hasta los despachos. Que pregunten de donde viene ese olor a naftalina. Que se mezclen en los corrillos después de una corrida y no, por ejemplo, en un lugar donde la vida es bella porque ellos lo valen. Que tomen las riendas desde dentro entre todos porque esto se puede ir al garete por muy en Cultura que estemos. No vale con eso, hace falta mucho más y ya.

De lo poco que seguramente habremos aprendido los aficionados catalanes es la parte de culpa que ahora tenemos. Todo vino por el silencio, por la complacencia, incluso por el miedo. Falló el toro y nos callamos. Ya no por grande ni por pequeño, que también. Por ahí vino la debacle. Después, todo lo demás, incluso la política canalla. En Sevilla, el toro por los suelos (en el amplio sentido de la palabra) y el silencio maestrante ante tal atropello. Y Madrid, por lo menos, alza la voz, aunque cada vez son menos. Pero eso sí, luces y cámaras de puertas para afuera, justo por donde tiran los que no sabemos si volverán cuando pase la culpable de todos los males. Que un día se irá la dichosa crisis.

¿Y entonces? Entonces veremos si tanta capa de cal ha sido suficiente. Tan de moda, aquí también hacen falta reformas. Pero que no solo la paguen los de siempre.

13 comentarios en “Encalar un solar

  1. Lo de Barcelona no era un problema de torsimo contra torerismo. Era un problema de vergüenza y de estafa. Se han lidiado “toros” impresentables y se han cortado orejas vergonzosas. Luego si queréis hablamos de los indultos, si Potrico levantara la cabeza… Creo que todos los aficionados (independientemente de su visión particular de la “fiesta”) estaremos de acuerdo, desde el tendido 1 hasta al 12 pasando por el 5 y por el 10.

    Más vergonzoso era el aplauso de la prensa local especializada (prefiero pensar que por ignorancia y no por interés…). El rey iba desnudo mientras muchos hacían el ridículo delante del micrófono y de la pluma alabando trajes invisibles. Balañá y Manolo Martín (principales responsables de la estafa) no estaban solos, había mucho chupap… sólo hacía falta echar un vistazo al callejón y a la barra del bar bretón. Por cierto, Matilla también “está en el ajo” desde el inicio de los tiempos.

  2. bueno comparto lo que dices menos lo del final, por que mal aficionado lo seras tu, eso del que aficionado torista es torerista…. mira que te emociones viendo arrancarse un toro al caballo me parece muy bien, pero verle pegar a un torero 20 muletazos por debajo de la pala del piton, para mi no es comparable. y posiblemente a los que presumis de toristas sois tan malos aficionados que si an perdido las formas es por culpa vuestra por no saber diferenciar el toro del torero!! asi que una vez mas te digo que algunos toristas sois muy malos aficionados.

  3. Hola

    Simplemente quiero dar mi opinión. Yo fuí abonado del famoso tendido 5, y terminé en el tendido 10, pero mi ubicación en la plaza nunca cambió mi manera de entender la fiesta de los toros, puesto que si alguna vez he tenido que recriminarle algo a algún torero lo he hecho.

    Y estoy con del 5, puesto que la presentación dela ganado brillaba por su ausencia. Había tardes que sentía vergüenza Ha habido tardes, que muchas corridas no hubieran pasado ni por novillada en plazas de 1ª serias; y con las novilladas 3/4 de lo mismo.

    Pero aquí los autenticos culpables han sido BALAÑÁ y sus secuaces (Manolo Martín cobraba a los novilleros por torear).

    Gracias a JOSÉ TOMÁS y a Matilla esto empezaba a cambiar, pero llegó la prohibición.

    Sólo le pido a la empresa, que si los toros vuelven a Barcelona, por lo menos presenten SERIEDAD. Seriedad en el ganado y seriedad en los carteles.

    Sergio, el aficionado TORISTA es el más TORERISTA, puesto que valora al torero en función del toro que tiene delante; y el aficionado torerista es simplemente un espectador y mal aficionado. La base de la fiesta es el TORO.

    Saludos

  4. primero del 5 que tu no sabes quien soy yo y yo si que se de ti…. un aficionado del 5 no?? no te permito que me llames bieneducado, por que no sabes que lugar acupaba yo en la plaza eso para empezar y si tienes memoria o lees mi primer comentario comento: perdian la razón que muchas veces tenian eso para empezar. en segundo lugar te comentare que por todos es conocido la mala gentión que tenamos en el 8% de los festejos celebrados, pero también te diré qe si tu disfrutan con un tipo de fiesta teneis que respetar que otros no… a mi me da igual que un toro tenga 480kilos y que transmita que no uno con 590 kilos dos pitones que no quepan en la muleta y aquello parado caso de madrid y de muchos sitios donde se a impuesto un toro como el que queriais ver en barcelona y te guste o no barcelona siempre fué y esperemos que siga siendolo una plaza torerista y cuando se abusó del amable publico de barcelona se marcho la gente igual que se hubiese marchado si en plaza saltaran toros con mas romana y mas pitones de la cuenta.en tercer lugar te diré que me parece muy cobarde por parte del tendido 5 desaparecer por la puerta de atras… por que no luchasteis vosotros… por que cuando aún etabais a tiempo no pusistes los cojones encima de la mesa?? yo no recuerdo mas que gritos e insultos sin venir a cuento y muchas veces dirigidos a quien no tocaba. en cuarto lugar te diré el famoso tendido 5 de tan buenos aficionados que presumis ser recuerdo la primera tarde del fandi de novillero os brindó un novillo y pareciais todos “granainos” y por contra lo comisteis durante 5 tardes en una temporada. por eso me alegro de tener amigos en el 5 por que cuando coincidimos discrepamos y tenemos unas charlas my entretenidas.

  5. Sergio, me remito al comentario de antes. Compara esa “gravísima” y “condenable” falta de respeto con las faltas de respeto que se sucedían entre lo que salía de la gatera (perdón, de los toriles), la pasividad de alguno de los actuantes, la FALTA DE PROFESIONALIDAD de algunos que se hacen llamar profesionales y la complacencia del público aplaudidor, que aplaude hasta al que pintaba las rayas concéntricas en el ecuador de la corrida.

    Esa es la realidad. Falta de rigor = dejadez = desaparición. Si entre los ‘bieneducados’ como tú hubiera habido algo más de rigor en lugar de la complacencia decadente de la que se contagiaban los tendidos, a lo mejor otro gallo hubiera cantado.

  6. mira si te refieres a darle la vuelta a un periodico en las tardes de agosto mientras un torero toreaba….. eso es una falta de respeto.

  7. Gracias a Del 5. Ese Tendido fue el que supo mantener una mínima exigencia a una plaza desnortada. Cuando los del 5 fueron abandonando, unos porque se fueron de Barcelona, otros porque fallecieron y otros simplemente porque desertaron;la Monumental ya derivó en la plaza pueblerina en la que se cortaban orejas y rabos a tutiplén y se indultaba a novillos impreesentables con dos picotazos.Únase a ello el fallecimiento del presidente Carrafa y su sustitución por usías de nula personalidad. Esa falta de exigencia fue la que provocó que se le perdiera el respeto y que toda la prensa seria de España hablase de Barcelona como de una plaza en la que cortaba orejas hasta El Tato.

  8. Sergio, si a eso le llamas faltar al respeto, en todo caso era una mutua falta de respeto. Porque a mí me faltaba al respeto el impresentable que estaba ahí abajo. Y tú sabes que más de uno venía a pasearse, sin ningún tipo de respeto a esa bondadosa masa barcelonesa que aplaude hasta a las moscas.

    Respeto, sí. Papanatismo, no. Pero Barcelona tiene lo que se merece. Mejor dicho, la Fiesta tiene lo que se merece.

  9. Y en su momento, cuando desde el 5 algunos ‘indeseables’ (a ojos de la gran masa) clamábamos por lo que salía por la puerta de gatiles (perdón, toriles) o por la actitud de algún que otro ‘maestro’ que venía a llevárselo calentito aprovechando la bondad del respetable (¿verdad, Ponce?), desde el resto de la plaza se nos mandaba callar.

    Así nos ha ido y así va por otras partes.

    País.

  10. ¡¡¡ENORME PACO!!! Esto mas que un comentario es una autentica radiografia de como esta el patio.Es IMPOSIBLE escribir mejor y con mas claridad.
    Las Fallas un desastre-Sevilla menos la tarde de Manzanares (dicho sea de paso con toros muy mal presentados ya que parecia una novillada picada)aunque el torero estuvo de lujo, lo demas fue un desastre. Y San Isidro para que contar…solo te puedo decir que no he visto mas de cuatro toros en cada festejo y en alguno solo un par de ellos.
    Y esto no es culpa de la crisis. Ahora mas que nunca me acuerdo de mi Monumental donde lo que hemos visto en los ultimos años superaba a todo lo que se ve hoy.
    Y lo mas grave amigo es que el G10 el toro enrazado no lo quieren, el comercial bien presentado tampoco y gente que venga aprentado tampoco. Los empresarios se han unido y en vz de potenciar mejores carteles lo que ha hecho es empeorarlos (para esto no hacia falta ninguna union), con este panorama ¿O cambia esto o le quedan cuatro dias…?, seguro estoy que habra novilleros deseando abrirse paso, pero se cede el paso a aquellos que no aprietan.
    Un saludo Paco leyendo tu comentario ES TOCAR CON LOS PIES EN EL SUELO.

  11. Bien Paco,
    Ya va siendo tiempo de desenmascar el auténtico responsable de lo que está pasando, el egoísmo y el interés a corto plazo de los taurinos, no la crisis y demás pretextos externos. Avisos van teniendo, Catalunya en primer lugar, la desafección de los jóvenes, el cemento tantas tardes.
    Pero no se dan por enterados, nada cambia. Sigue la prepotencia de las empresas, los reflejos de autoprotección de los toreros, sus apoderados, veedores y demás chuflas, la complicidad de los ganaderos, y la pasividad de los aficionados.
    ¿Va siendo tiempo, decía? Probablemente ni siquiera. Lo que parecía a largo plazo es ya a medio plazo, y se acerca peligrosamente al corto plazo. ¿Sabrán abrir los ojos y reaccionar?

  12. Paco; felicidades por tu escrito. A mi, los domingos se me hacen interminables y eso que veo todas las de Madrid que hasta ayer, día 15, vaya pasmo; creo que iguala a Sevilla que ya es decir.
    Los que mandan en esto, todavía no se enteran de la cruda verdad porque no han salido a la calle a recoger firmas y hablar con el pueblo y los que tomamos las lentejas, puede que un día, las cambiemos por una mariscada y nos alejemos de nuestro mundo.
    José Tomas regresa el día 25 en Badajoz. Sueño despierta con verlo el día 24 de Septiembre en la Monumental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *