Entrevista a Manzanares: ‘El toreo sigue estando vivo en Baleares’

Este próximo viernes 09 de agosto la plaza de toros de Palma abrirá de nuevo sus puertas para acoger un espectáculo taurino tras un 2018 en blanco. Se anuncia para ese día, a las 21:30 horas, una corrida extraordinaria con motivo de la conmemoración del 90º aniversario del Coliseo Balear. Está previsto un encierro de hasta ocho toros de Juan Pedro Domecq y Virgen María para Morante, El Fandi, El Juli y José María Manzanares quien atiende amablemente a nuestra llamada telefónica para expresarnos sus sentimientos y percepciones de cara a su próximo paseíllo el viernes en Palma.

En el toreo, ¿el mejor es el que más dinero gana?

No. el que más dinero gana es el que tiene más capacidad de llevar más gente a la plaza, pero no significa que sea el mejor o el más completo.

Le voy a poner en un brete, ¿Madrid, Sevilla o Alicante?

Sevilla ha sido mi plaza de siempre por muchísimos motivos, Alicante es mi tierra y donde está toda mi gente. Mi ciudad, en la que crecí y vivo. Madrid es en la que posiblemente haya realizado una de las faenas más importantes de mi vida. Todas ellas reúnen algo muy especial para mí.

Qué hace antes del festejo un día como hoy en que la corrida es nocturna? ¿A qué dedica el tiempo hasta la hora del paseíllo?

Suelo escuchar bastante música durante todo el día, como pronto y descanso. Y luego caliento antes de empezar a vestirme de torero. Muy rara vez salgo de las habitaciones.

¿Le enseña su cuadrilla vía whatsapp los toros que le han correspondido en suerte tras el sorteo o es de los que prefieren no verlos hasta enfrentarse con ellos en la plaza? Es una moda ahora entre los profesionales taurinos.

Me los enseñan en fotos a la vez que me van explicando cómo son morfológicamente y cuál es su expresión.

No me diga aquello de que ´la mejor faena está por llegar´. ¿Cuál ha sido hasta el día de hoy su mejor actuación?

Por la importancia y el lugar, hasta ahora creo que podría ser la de la corrida de la Beneficencia de Madrid.

La Casa Matilla dirige su carrera desde hace ya trece años. ¿Cuál es su balance hasta hoy?

Mi balance y relación con ellos va mucho más allá de una relación profesional por muchas circunstancias y por todo lo vivido juntos. Son unos profesionales inigualables con una capacidad de trabajo grandísima y con una inteligencia innata para nuestro mundo.

Verdaderamente, ¿piensa que sus apoderados -que son también empresarios de Palma- están haciendo una buena labor de gestión del coso, celebrando una sola corrida anual, o deja mucho que desear tal y como piensa el taurino de la isla? ¿No cree usted que la capital balear podría acoger festejos taurinos, al menos, los meses fuertes del verano?

Tengo claro que si sólo se da una corrida es porque hoy por hoy resulta muy difícil por causas ajenas a su intención de dar más festejos, ya que se hace lo imposible para que esas corridas no se den. Seguro que después de todo lo vivido estos últimos tiempos todo irá mejorando.

Antaño, los toreros eran unas figuras muy respetadas, y ahora algunos osan en llamarles asesinos. ¿Cómo enfoca y administra en su interior esto que para usted debe suponer un insulto?

Los únicos que me importan son aquellos a los que, aún sin tener el mismo pensamiento que tú, son capaces de respetarte y querer entenderte. Los demás, que utilizan tanto la agresión verbal como física, me parecen personas muy poco inteligentes, sin ningún tipo de valor y con unos sentimientos bastante contradictorios sobre la vida. No les presto ninguna atención ni me molesta lo más mínimo.

En el lado opuesto del antitaurinismo, algunos opinan que el verdadero enemigo de la tauromaquia está dentro, en el propio sistema, ¿qué tiene decir al respecto?

Yo me he sacrificado durante muchos años y he ido evolucionando año tras año para poder llegar a donde estoy. Por supuesto que hay gente que no es buena para el sector, al igual que hay personas que son tremendamente positivas. Hay muchos intereses creados y si uno se mantiene firme sin entrar en esas trampas, a la larga, consigue el respeto que se merece.

Partidos como Podemos pretenden hacer un referéndum sobre la tauromaquia, ¿qué opina?

Que son muy hipócritas y utilizan la demagogia en el toreo por intereses propios, de una manera muy vulgar, sin importarle lo más mínimo qué pueda opinar o no la gente. Creen que así van a conseguir más votantes. No  es una cuestión de principios, es una cuestión de intereses. Muy egoísta por su parte de cara al ciudadano.

Los artículos de la ley autonómica conocida como ‘toros a la balear’ donde se prohibía el uso de puyas, banderillas, estoque y restringía aspectos fundamentales de la corrida, fue tumbada en diciembre de 2018, ¿qué opinión le merece los políticos componentes del Pacte de Govern? ¿Piensa realmente que han quedado en evidencia y hayan podido hacer el ridículo frente a sus votantes?

Es que cada una de esas suertes que pretendían eliminar tienen una importancia vital para medir el comportamiento de un toro bravo. Miden la nobleza, la bravura, la entrega, la emoción, que es lo que distinguen al toro bravo de cualquier otro animal.

Y si a la vez que se llevan a cabo esas suertes, para evaluar el comportamiento del animal para su futura preservación, se consigue emocionar de una manera muy directa y verdadera como es la entrega total y absoluta de un torero expresando sus sentimientos ante el toro, pues se convierte en un espectáculo inigualable en el que todo lo que ocurre en la arena es puro y muy lejos de los intereses, tejemanejes y falsedades de la sociedad de hoy en día.

¿Está en peligro el futuro de la tauromaquia?

No tengo esa impresión.

¿Qué le supone regresar de nuevo a la isla y reencontrarse con la afición mallorquina?

Muchísima satisfacción y alegría por los ciudadanos a los que sí les gusta este arte en el que no ha habido nadie que les pueda prohibir de una forma tan directa algo que ellos aman. El toreo sigue estando vivo en Baleares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *