Entrevista: Jesús Fernández, a las puertas de su alternativa

Catalunya, Barcelona y Sant Boi de Llobregat contarán con un nuevo matador de toros. Jesús Fernández se doctorará en tauromaquia el próximo 12 de julio. Una dilatada carrera en el escalafón menor que al fin tendrá su recompensa. Hablamos con el torero catalán que reside en Valladolid desde 2012, justo cuando su plaza de Barcelona cerraba sus puertas. 

Jesús, la fecha, marcada ya en el calendario: 12 de julio, en las Navas del Marqués.

-Es la tarde que llevo soñando desde que empecé hace quince años cuando maté mi primer becerro. Esa es la meta que uno se pone, llegar a ser matador de toros para luego llegar a ser figura del toreo. Sé que es casi un imposible, porque hay que reunir unas condiciones muy díficiles. Pero no renuncio a abrirme un camino en ese otro circuito que llaman de las corridas duras y poder vivir por y para el toro.

-Choca que tu mismo digas que tu camino puede estar en ese circuito de las corridas duras, cuando otros ni quieren escuchar hablar de ellas.

-Lo tengo claro, por mí firmaba ahora mismo diez años con esas corridas que denominan así. Creo que es realmente mi camino. ¿Qué voy a pensar, en competir con Juli, Perera o Manzanares? Primero que esos carteles se abren muy poco y segundo que tampoco mi carrera ha sido brillante como para que me hagan un hueco. Hay que ser realista. Lo que quiero es seguir toreando y para entrar en alguna feria ese puede ser el camino. Lo digo porque ya he toreado bastantes novilladas de diferentes encastes consiguiendo triunfos. No quiero marear la perdiz ni ilusionarme con cosas que no pueden llegar por ahora.

-Entonces, ¿cual son esas aspiraciones reales que tienes ahora mismo?

-Mira, son ya 31 años los que tengo, debo tener los pies en el suelo y se, como antes te decía, que debo ir por esa especie de camino alternativo, ese circuito de las duras, no me queda otra. Ya en mis últimos años de novillero es el camino que he llevado, sobretodo en Francia y también en Madrid. Es el único hueco que veo para seguir en el mundo del toro e intentar entrar en ferias donde estén esas mal denominadas corridas duras. Lo tengo bien claro y solo pido, a partir del día 12, tener alguna oportunidad para demostrarlo, porque considero que estoy capacitado para cualquier corrida que surgiera.

-Madrid ha sido una plaza donde diste la cara, sin llegar a cortar orejas, pero con buenas actuaciones y pagando con sangre dos de ellas.

-Han sido siete tardes en Madrid desde que debuté en 2011, me llevé tres cornadas en dos de ellas y en otra una lesión de rodilla. Se pueden buscar defectos, claro, pero en cada una de ellas se pudo comprobar mi entrega, además fui conociendo a esa afición, sus gustos, me anunciaron con encastes minoratorios, sientes la dureza… Y cuando uno va entregado a Madrid y las novilladas no ayudan puede pasar lo que pasó, que los novillos te cojan. Por desgracia nunca he triunfado, he estado a punto, como la tarde televisada de las dos cornadas que podía haber cortado una oreja si meto la espada. Pero estoy contento con mi paso por Madrid, incluso a veces ha sido la propia empresa la que me ha llamado para anunciarme porque creían que para matar algunos de esos encastes yo tenía esa capacidad.

"Cuando uno va entregado a Madrid y las novilladas no ayudan puede pasar lo que pasó, que los novillos te cojan".
“Cuando uno va entregado a Madrid y las novilladas no ayudan puede pasar lo que pasó, que los novillos te cojan”.

-Tu mismo hablas de la propia madurez que da la edad, a eso se junta el cierre de Barcelona con lo que debe suponer en tu ánimo, además pierdes ese trampolín de principio de temporada… Todo parece a la contra. ¿Se llega pensar en tirar la toalla? ¿Dónde te agarras para seguir pensando en, al menos, llegar a ser matador de toros?

-He tenido muchos bajones y sí he llegado a pensar en tirarla. Pero sí tenía claro que si decía me quito no era para decir al año que volvía. Y eso también me ha ayudado para llegar hasta aquí, aunque haya sido toreando una sola novillada al año, intentar mantener la ilusión para que llegara ese día 12. He llegado entrenando mucho, combinándolo con el trabajo, sufriendo también junto a los de mi alrededor. Lo de Barcelona fue muy fuerte, tenía la palabra de la empresa de tomar la alternativa aquel mismo 2011, pero al ser solo dos corridas en vez de tres en aquella Mercè me quedé sin hueco. Fue un frenazo muy fuerte, porque aparte de haber tomado la alternativa en una plaza como Barcelona, la de mi ciudad, donde yo empecé a ver toros, supuso que no pudiera empezar la temporada siguiente como matador de toros y con una perspectiva diferente. Ya han pasado casi cuatro años. Pero también no solo no he tomado la alternativa porque no haya querido, no porque no me gustara, sino porque tampoco la iba a tomar de cualquier manera. Varias veces he estado a punto de anunciarla. También algunos empresarios el año pasado me tuvieron engañado para luego no contar conmigo.

-¿Quién?

-Jorge Buendía. Dos meses diciéndome que me contrataba para una plaza de Huelva, de un lugar de donde son mis familiares, cuando nunca tuvo intención de contar conmigo. Eso ya me privó de haberla tomado en 2014 en las mismas Navas, donde ya tuve el ofrecimiento, y volví a perder otro año más. Tampoco mi carrera hubiera cambiado, ni mucho menos, pero sí me supuso un año más de sufrir, esperando ese momento, con el disgusto de ese trato por parte de algunos empresarios. Pero también todo esto me ha hecho más fuerte. Y también reconozco que Ángel Castro y Nacho Matilla son dos hombres de palabra, que me han vuelto a ofrecer este año poder tomarla y ahora estoy encantado.

-Céret y Vinaroz hubieran sido, por cercanía con Catalunya, dos sitios donde poder tomarla y en ninguno ha podido ser.

-En niguno. Vinaroz se decantó por un cartel más cerrado. Y en Céret, volví a ofrecerme por tercer año consecutivo. Este año hablé personalmente con el presidente de la ADAC, les llamé por teléfono un día en el que ellos tenían reunión, les recordé mi trayectoria, mis intenciones, mi ilusión y mis ganas porque fuera allí… Al final me dieron largas. Me abrí a ellos, les dije que sabía que era una tarde dura por el toro y las ganaderías que salen en Céret, les prometí que me iba a preparar para esa tarde, que no tuvieran miedo de que fuera a ir de cualquier manera. Era una oportunidad buena para que mi nombre empezara a sonar. Un año más no lo vieron conveniente. Ante todo, agradecerles que me escucharan, su atención y espero que ya el año que viene pueda haber más facilidad de entrar en algún cartel.

-¿Qué sientes cuando miras hacia atrás después de tantos años?

-Siento nostalgia de cuando hace 15 años empecé con ilusión con mi hermano, Vicente Osuna, a los que prácticamente nadie ha ayudado en su carrera. Veo a aquellos dos chavales en la sierra de Huelva buscando tentaderos ilusionados con ser figura del toreo, pero ahora mismo me volvía a cambiar a aquel tiempo. Todo no ha sido como imaginábamos, pero muy orgulloso de haber conseguido las cosas, un poco por cabezón si quieres, pero quería que llegara este momento y va a llegar. Tampoco ha habido nadie que me haya querido echar de esto. Fíjate que son siete tardes en Madrid y nunca escuché un que haces aquí, un quítate. Me han respetado, quizás porque también se ha entendido mi trayectoria, muy marcada por el cierre de Barcelona. Por eso estoy orgulloso, aunque no ha sido la carrera que hubiera deseado lógicamente, pero sí he luchado conmigo mismo y la he sacado adelante, con muy poca ayuda. En estos 15 años me habré perdido muchas cosas que otra gente de mi edad puede haber vivido, pero he ganado otras, he vivido todo lo que podido para el toro y con la mente siempre pensando en torero, aunque haya tenido que trabajar, pero siempre pensado en el toro y en torero.

-Llevas casi un año sin vestirte de luces, desde agosto en Carcassone, con una novillada de Rocío de la Cámara. ¿Cómo llegas a esta cita después de tanto tiempo?

-Con muchas ganas e ilusión, no puede pesarme. ¿Sabes? Aquella última tarde tuve sensaciones raras, ya son muchos años de novillero, sin torear demasiado, uno va madurando y al verme allí con novilleros a los que sacaba 10 años llegué a sentir poca motivación. Es difícil de explicar porque sí sentía la ilusión. Un triunfo allí me podía valer para volver como novillero, pero yo buscaba la alternativa. Necesitaba el paso al toro, pensar en triunfar como matador de toros, que me sirva para poder, por ejemplo, confirmar en Madrid, que es muy difícil, pero en Las Ventas creo que me gané mi punto de confianza. Por eso, después de este año sin torear, volveré a vivir un día muy especial, como un volver a empezar. Además me he hecho un vestido nuevo, ver a mi gente conmigo otra vez… Se van a juntar tantas cosas que este año así no me va a pesar en absoluto.

"Quiero tomar mi alternativa y confirmar en Madrid cuanto antes. Lo que sea, tiene que ser rápido. Sé que es difícil, pero es mi siguiente meta, si es este año mejor".
“Quiero tomar mi alternativa y confirmar en Madrid cuanto antes. Lo que sea, tiene que ser rápido. Sé que es difícil, pero es mi siguiente meta, si es este año mejor”.

-El día 12, en las Navas del Marqués, tendrás especialmente en mente a esas personas a las que les podrás decir que tenían razón por haber creído en ti, a las que les dediques de manera especial esa tarde.

-Necesitaría media ganadería para brindar toros a las personas que me han apoyado. El brindis ya tengo pensado para quien va a ser, pero tendrían que haber muchos más de esos especiales. Esos amigos, a mi familia, mi novia, la afición de Barcelona… Sobretodo un grupo de 10 ó 12 personas que desde el comienzo han estado siempre ahí, que en ningún momento, si lo han pensado, no han venido a decirme si lo dejaba por la edad, por la dificultad. Al contrario, siempre apoyando, por eso les dije que por fin lo habíamos conseguido, no lo he conseguido yo solo ni mucho menos.

-Te escucho y puede dar la impresión que llegas a la alternativa como a una especie de meta en la que vas a parar.

-No, no. ¡Al contrario! Si tuviera que tomarla por tomarla, me quedaba en mi casa.

-Entonces hay mucho más que el título de matador de toros.

-Es que entonces no tendría sentido, ni ilusionar a tanta gente. Se cumplirá lo que todos, cuando empezamos, queremos ser, que es matador de toros. Pero a partir de ahí empieza otra lucha y es la que quiero continuar. Si no pensara así no podría estar entrenando cada día, sacrificándome, compaginando el trabajo con el toro, sería imposible. Quiero tomar mi alternativa y confirmar en Madrid cuanto antes. Lo que sea, tiene que ser rápido. Sé que es difícil, pero es mi siguiente meta, si es este año mejor. Mi ofrecimiento es ese y ojalá la empresa se acordara de mí. Pero un año más en blanco sería terrible. Puede parecer una locura, pero todo mi esfuerzo va a estar ahí.

-Pues renovamos las ilusiones en aquel Jesús Fernández que tiene el dudoso honor de ser el último novillero catalán en salir en hombros de Barcelona.

-Por supuesto. Llevábamos unos años que solo se habla de Serafín y es importante que Barcelona, a partir del día 12, tenga un nuevo matador de toros. Yo quiero vivir del mundo del toro y regresar a mi plaza cuando vuelvan a abrirla.

"Es importante que Barcelona, a partir del día 12, tenga un nuevo matador de toros. Yo quiero vivir del mundo del toro y regresar a mi plaza cuando vuelvan a abrirla".
“Es importante que Barcelona, a partir del día 12, tenga un nuevo matador de toros. Yo quiero vivir del mundo del toro y regresar a mi plaza cuando vuelvan a abrirla”.

-Háblame del cartel de la alternativa.

-Como padrino, César Jiménez es un torero importante, que estuvo entre las figuras en su momento y para mi es un más que digno padrino, estoy encantado que un torero con varias puertas grandes de Madrid esté en este cartel. Con Joselito Adame me hace ilusión torear, entre otras cosas, porque hace diez años compartimos una semifinal del Bolsín de Arnedo y ahora volveremos a coincidir como matadores de toros. Y con la ganadería de Sánchez Urbina no tengo ninguna experiencia, pero las referencias son buenas. Solo he podido ver las fotografías de la corrida y con eso me basta. Es una buena corrida de toros para mi alternativa y ya solo espero que embista al menos un toro.

-Cierra como quieras.

-Estoy feliz. También porque Barcelona tenga muy pronto un nuevo matador de toros. Y que se abra nuestra plaza bien pronto. Sé que es difícil, pero un mano a mano con Serafín Marín, de dos toreros catalanes, podría estar bien, ¿o no?

-Y que todos lo podamos ver, Jesús. Suerte, torero.

4 comentarios en “Entrevista: Jesús Fernández, a las puertas de su alternativa

  1. Conseguir las propias metas, colmar las propias ilusiones, es lo más importante en la vida. Adelante, Jesús. Que tengas suerte y se cumplan tus sueños. De todo corazón. (Y además, que esta maltratada tierra estrene en estos momentos tan difíciles, tan perversos, un nuevo matador de alternativa, es una inyección de esperanza [o de quimera, si se quiere] para todos nosotros y una lección para todos los demás. Gracias, Jesús).

  2. Jesús desde este portal, escribo por primera vez en él, te mando mi más sincera enhorabuena por tu alternativa y te deseo la mayor suerte del mundo para ese día. Cuando uno toma la alternativa es como empezar de nuevo, no se tiene en cuenta los años que has estado de novillero, a partir de ese momento serás un nuevo matador de toros. Tienes cualidades, afición y sobre todo ilusión y mientras ésta te acompañe….no lo dudes ADELANTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *