Ese sueño…

1a. De Feria de la Mercè. Monumental de Barcelona. Lleno. Toros de Nuñez del Cuvillo  de buen juego y sobrero de Juan Pedro Domecq, regalo de Morante de la Puebla. Para Morante de la Puebla de luto y azabache, pinchazo  descabello (silencio) y golletazo, pinchazo y múltiples descabellos (gran bronca. En el sobrero de regalo, estocada travesada (dos orejas). El Juli de luto y oro, estocada y descabello (dos orejas) y estoconazo (oreja). Y Jose Mari Manzanares de tabaco y oro, estocada travesada (dos orejas) y estocada hasta el puño (dos orejas).

Saludaron los banderilleros Luis Blazquez, Curro Javier y Juan Jose Trujillo de la cuadrilla de Manzanares.

____________________________________________

Vestida de Fiesta y engalanada. Más de 100 años de historia, belleza monumental. Con banderas, senyeras y pancartas, vestida de Libertad estaba La Monumental. La música, tras el paseíllo. Els Segadors. Quien es capaz de no despertar ante el tronar de 20.000 palmas? Quien es capaz de no sentir el saludo de todas las cuadrillas después de la ovación? Quién es capaz de no ilusionarse con tres toreros a hombros por las calles de Barcelona? Con la Gran Via cortada y dos mil personas detrás gritando Libertad! Quien es capaz de no soñar? De volver a soñar con  la cadencia en el capote de Manzanares.  Con su estética figura y su toreo despacio dándole tiempo al tiempo para enlazar las embestidas. Con sus eternos derechazos convertidos en redondos interminables. Con su empeño de matar y bien, recibiendo.

O soñar con el todopoderoso Juli, empeñado en ser el maestro Don Julián. Capaz de arrastrar la muleta hasta no más, para combinar el temple, la profundidad y la hondura. De cambiarse la muleta por la espalda, de rematar con un larguísimo pase de pecho. Capaz de dominar, de mandar y corregir a un animal de embestida irregular y descompuesta para alcanzar otra vez la gloria.

En ese sueño también hay sitio para Morante. Mención aparte. Con palmas de bulería llegó, seis toros tarde. Y sin prisas se sentó en las tablas a esperar. En ese sueño están las veronicas de Morante. Un tercio de banderillas compartido, con Manzanares y El Juli colocando los palos. Con su muleta arrebatada, con una lección de naturales. Con sentimiento e improvisación, con un añejo molinete, con un farol…

Este sueño no puede terminar, porque de momento en Barcelona no hay punto  final. Y mientras exista la ILP, el Tribunal Constitucional y faenas de ensueño como las de El Juli, Manzanares o Morante… Los toros en Barcelona siguen siendo punto y aparte.

Foto:Faricle

4 comentarios en “Ese sueño…

  1. Sr. Saá, qui és vosté per demanar explicacions de perqué una crónica s´escriu en català o castellà; quan s´escriu amb el cor i es parla d´emocions no importa l´idioma, ja tenim prou amb els malparits polítics que tenim que no volen que els nostres fills siguin bilingües perque vinguis tú a cridar l´atenció; què em dius de la crónica del Paco Piriz, també l´ha de fer en català quan amb les emocions a flor de pell li ha sortit en castellà; desaparegui del mapa, que així ens va amb casposós com vosté que no saben ni vocalitzar(grabi´s un diumenge a la nit i vegi que no diu una frase sencera sense equivocar-se).Una abraçada als companys de lluita, ja sabeu qui sou.

  2. vamos no me jodas a quien vamos a ofender por hablar castellano david??? ni que el programa que hace o ayuda o estorba este hombre, sea un reflejo de cataluña que hablan mas del hijo de esplá que de aquí…y por personajes así tambien estamos donde estamos.

  3. Tens raó Angel. Demano disculpes a tots els lectors que s’hagin sentit ofesos per llegir la crònica en castellà. També us demano la comprensió per a tot l’equip, perque hem estat molt afanyats amb les reivindicacions, amb les pancartes, compartint la il·lusió a peu de carrer portant els toreros al hotel (jo mateix vaig tenir l’honor de portar a el Juli per la Gran Via). Es per això que alguna notícia o alguna crònica pot tardar més que de costum. De fet, aquesta crònica es la mateixa que jo he publicat en altre medi i la volia compartir també amb tots vosaltres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *