José Salazar: el torero cordobés de Cantallops

A José Salazar Hermoso, aunque cordobés de nacimiento, se le considera más ampurdanés que andaluz ya que, desde los 13 años, fija su residencia en Figueres y Cantallops. El presente reportaje pretende hacer un recorrido por su exitosa trayectoria taurina en los ruedos gerundenses. 

Salazar nació el 16 de abril de 1947. Es el tercero de una família de siete hermanos. Su padre, fallecido en 1970, era un gran aficionado a la Fiesta de los toros y, a pesar de haber hecho sus pinitos como torero en algunos tentaderos, no llegó nunca a vestir el terno de luces. El padre de José Salazar era el mayoral del cortijo cordobés llamado “Ceque” en el cual se criaban bovinos destinados para carne. Salazar pasó su infancia en este cortijo , rodeado de ganado. Cuenta que un día, cuando todas las reses iban a beber, apartó a una vaca de la camada que embestía, se puso delante de ella y con una chaquetilla que llevaba, formó su muleta y le dio varios mantazos. El primer festejo que José recuerda como espectador fue en Sierra Nevada, en Jerez del Marquesado, en el año 1957. Era una novillada sin picadores en la que contendían mano a mano los coletas Paco Moreno y Diego Córdoba. Salazar cada vez tiene más claro que quiere ser torero.


Al trasladarse a Figueres, obtiene el apoyo y patrocinio del empresario del coso ampurdanés, Mario Gelart. Éste le aconseja que vaya a la finca de Don Enrique Pérez de la Concha para su adiestramiento taúrico. El 28 de abril de 1969, Gelart le firmó el primer contrato, vistiendo de luces en la parte seria del espectáculo cómico taurino musical “El Empastre”. La esperanza se iba convirtiendo en realidad y en la temporada taurina del 69 se inicia brillantemente como novillero sin picadores y actúa en seis festejos. La primera función novilleril la toreó el 13 de junio, en la plaza de Figueres, alternando junto con Manuel Pinto y Manolín Morales en la lidia de seis reses de Juan Antonio Palacios.  En la temporada del 70 torea cinco novilladas, dos en el curso del 71 y 9 en el 72. Todas ellas en las plazas de Figueres, Girona, Lloret de Mar, Olot, Peñaranda, Sant Cugat del Vallès, Azpeitia, Tolosa, Andorra y plazas del Rosellón francés. En su andadura como novillero sin caballos recibe tres fuertes cornadas, una en Lloret de Mar, una en Figueres y otra en la finca de Pérez de la Concha donde una vaca le infiere una cornada en el muslo izquierdo. A pesar de ello, Salazar no se amilana y consigue notables lauros en sus participaciones. Entre 1970 y 1973 actúa unas doce tardes en Figueres, en las que mostrará sus excelentes ademanes, y tres tardes en el coso de Girona. En su debut en la arena gerundense, el 19 de septiembre del 71, cortó los máximos trofeos al segundo de su lote, un bello ejemplar salmantino, bociblanco y listón  del hierro de Ángel y Teresa Hernández Calvo con el que toreó admirablemente y se adornó, en repetidas ocasiones, con bulliciosos molinetes y desplantes.

En el invierno del 73, y recomendado por Mario Gelart, tienta más de treinta vacas en la finca de Juan Antonio Palacios y participa, asimismo, en otros tentaderos en las fincas de Juan Luis Fraile, Alipio Pérez Tabernero, Manolo Cobaleda, Antonio Pérez y en la finca “El Raboso” de José Matías Bernardos dónde recibe las felicitaciones de los maestros Paco Camino, Manolo Escudero, Dámaso Gómez y de los ganaderos Enrique Pérez de la Concha y Pablo Romero.

En el 74 torea las dos primeras novilladas que inauguran la temporada en Figueres (19 y 26 de mayo) preparándose para su debut con picadores, a principios de junio, en la madrileña plaza de toros de Vistalegre. A partir de ahí y hasta la alternativa participa en cuatro funciones sin caballos en la “José Luís Andrés” de LJOSÉ SALAZAR, EL TORERO CORDOBÉS DE CANTALLOPS.2loret de Mar, cuatro novilladas en Sant Feliu de Guíxols (dos de ellas sin los del castoreño) y siete novilladas picadas en la plaza de Figueres. En todas ellas alcanzó rotundos triunfos con importantes balances trofeísticos. A finales de la temporada del 76 se presentó en “Las Ventas” alternando con José Castilla y el colombiano Silva y dejando constancia de su consumado oficio. En los prolegómenos del 77 torea su última novillada en Figueres alternando con el rejoneador Joaquín Moreno de Silva y el diestro Curro Luque. En su última actuación como novillero en el coso ampurdanés cortó una oreja del primer “Pérez de la Concha” que le cupió en suerte y saludó una ovación tras pasaportar al segundo de su lote.

 

 

Alternativa en Figueres:

En la jornada dominicial del 17 de julio de 1977 , José Salazar se doctora como matador de toros en “su plaza” de Figueres. Componían el cartel el rejoneador Manuel Vidrié y el maestro catalán Joaquín Bernadó en la lidia de toros salmantinos de Leopoldo Lamamié de Clairac. Salazar estuvo inconmensurable, cortó cuatro orejas y un rabo y salió a hombros por la puerta grande. Veroniqueó de rodillas a su primer antagonista, quitó por chicuelinas y luego de frente y por detrás. Por sevillanas corraleras llevó su astado al piquero de turno y brindó a Mario Gelart Margall una completísima faena muleteril iniciada con doblones por bajo en el tercio y realizada en el platillo de la plaza con gran estilo, temple y clase. Mató de un estoconazo hasta los gavilanes y cortó los dos apéndices del cornúpeta. A su segundo le enjaretó una faena colosal que rubricó con un magnifico espadazo en la suerte de recibir.

En esta temporada del 77 toreará siete corridas de toros. El 14 de agosto y el 4 de septiembre actúa nuevamente en Figueres y destaca en la función del día 14 en la que corta cuatro orejas y un rabo a una brava corrida de Clairac.

Muy activa será la participación de Salazar en los cosos gerundenses durante el ciclo taurino de 1978. El 7 de mayo es acartelado en la tradicional corrida de ferias de Figueres actuando con Joaquín Bernadó y José Ortega Cano en la lidia de seis toros de Sílvia Camacho que imposibilitaron las opciones de triunfo de la terna. En el primer fin de semana de julio toreó una corrida en Sant Feliu de Guíxols, el sábado, y otra  al día siguiente, en Figueres. El sábado 29 de julio corta dos orejas a una noble corrida de Clairac en el ruedo de la “España Brava” de Sant Feliu. Se presenta como matador de toros el domingo 6 de agosto con toros de Los Millares y alternando con el rejoneador Angel Peralta y el matador José Copete “Copetillo”. El 12 de agosto repite en Sant Feliu y pierde los trofeos con el estoque en su primero, de Sepúlveda, y desoreja a un astifino y flojo toro de Manuel San Román de Valdes tras una medida faena por el pitón derecho en la que resultó cogido aparatosamente sin consecuencias. El 9 de septiembre, en este mismo albero, desoreja a un soso y tardo toro de “Carreros” y al dia siguiente, en Figueres, desoreja a otro astado después de una faena valerosa a un toro que se vencía peligrosamente por el pitón derecho y al que dibujó unas series de naturales de gran perfección. En esta temporada del 78, José Salazar confirma su alternativa en Madrid, el 20 de agosto, actuando con el rejoneador Luis Valdenebro y los espadas Agapito Sánchez Bejarano, padrino de la ceremonia, y Pepe Colmenar. Con el lote más duro y deslucido de la corrida de Camaligera, Salazar se mostró toda la tarde técnicamente impecable, inteligente y poderoso. El toro de la confirmación, “Saci” , colorado, cornicorto y recogido, pesó 519 kilos y resultó manso.

JOSÉ SALAZAR, EL TORERO CORDOBÉS DE CANTALLOPS.3

En 1979, torea el 21 y 22 de julio en las plazas de Sant Feliu y Figueres respectivamente con el rejoneador Manuel Vidrié y el diestro José Nelo “Morenito de Maracay”. Repite actuación el fín de semana siguiente, 26 y 27 de julio. En ambas corridas, desoreja a los cuatro toros de Arauz de Robles que lidió. Seguro y en plan maestro regresa al ruedo de Sant Feliu de Guíxols, el sábado 2 de agosto. Cortó las dos orejas de  su primer toro, de Francisco Galache de Hernandinos, colorado, ojo de perdiz, escurrido de carnes y de extraordinaria bravura, al que realizó una faena con inteligencia, clase y gran dominio. Con su segundo, de Sepúlveda, el más cuajado del encierro.

A partir de 1984, Salazar renuncia a su alternativa como matador de toros y se incorpora al escalafón novilleril para actuar, como sobresaliente, en las novilladas con picadores estivales que se celebran en los ruedos de Sant Feliu de Guíxols y Figueres. La primera función en la que debuta como sobresaliente del festejo fue el 18 de agosto en el albero guixolense actuando con el rejoneador matritense Fernando Arranz y los novilleros Maldonado de Córdoba y Carmelo García “Carmelo”. Posteriormente ingresará en las filas como subalterno y en 1994 obtendrá el premio al mejor subalterno en ls XXXI edición de los trofeos taurinos Ciudad de Figueres.

Un comentario en “José Salazar: el torero cordobés de Cantallops

  1. Brillante reportaje! Además yo viví esa trayectoria y esos años donde acompañé a José Salazar en casi todas las corridas donde él toreaba. Formamos la peña taurina José Salazar de La Jonquera a la que se asociaron muchísimas personas, tanto de La Jonquera como de otras localidades cercanas, en la cual yo fui presidente. Os puedo decir que Salazar despertaba emociones porque era un torero muy valiente y potente y hizo disfrutar a muchos aficionados que fueron a las plazas donde él toreaba. Ganó el dinero que se ganaba en la época, pero triunfó como matador de toros. Si él toreara hoy, sería una gran figura del toreo y debería rodearse de buenos asesores y gente fiel. Debemos tener en cuenta el entorno dónde se movía para preparar las temporadas. Tenía que desplazarse a Salamanca y otros lugares para prepararse física y artísticamente. Luchó todo lo que pudo pero a veces la suerte no es para quien la busca, sino para quien la encuentra. Por lo tanto, gran reconocimiento para la figura de José Salazar, del cual creo que se podría haber sacado mucho más de lo que hizo, que no fue poco. Sobre todo tratándose de una persona muy trabajadora, humilde y honrada como él es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *