La Fundación del Toro se olvida de Catalunya

Aquel domingo de Resurrección del 2011 en el que la Monumental celebró toros parece quedar tan lejos que también parece que solo queda el recuerdo en algunos nostálgicos, entre los que no entra la Fundación del Toro de Lidia. Y seré breve.

La Semana Santa marcaba el inicio de la temporada en Barcelona. Cinco años después de aquella novillada con la que arrancaba un rácano y presumible último año de toros en libertad en Catalunya, sigue sin saberse nada acerca de la sentencia del Tribunal Constitucional, si Balañá tiene en mente acabar con nuestras esperanzas con la venta de la Monumental… Y ahora, la Fundación del Toro de Lidia saca otro comunicado donde da por hecho el recurso en los ayuntamientos de Palma de Mallorca y Calviá en Baleares y anuncia otros tantos en Orihuela (Alicante) Llubí y Binisalem (Baleares), entre otros, así como a las diputaciones provinciales de Pontevedra y La Coruña. Todos ellos en base a dos fundamentos jurídicos. Uno de ellos aquel que dice que la Ley 18/2013 que regula la tauromaquia como Bien de Interés Cultural insta a los poderes públicos a su fomento, divulgación y protección. Sí, un artículo parido a raíz de la presentación de más de 500.000 firmas en el Congreso de los Diputados, gracias a la ILP de la Federación de Entidades Taurinas de Catalunya. Pueden volver a leer: ni rastro de Barcelona ni de la Generalitat.

Mi mayor respeto, apoyo y solidaridad con todas esas localidades antes mencionadas. Pero no, no es eso. Es que Barcelona fue declarada ciudad antitaurina en 2004 y la Generalitat firmó la abolición en 2010. Sin duda, esto último fue la punta de lanza que muchos no quisieron ver, fue la primera ficha en caer en un efecto que, aún hoy, tiene una inercia de dimensiones tan desconocidas como inimaginables. Entonces, si la Fundación no tiene armas, o ganas, o fuerza para enfrentar no sabemos bien que situación en Catalunya, es el momento que lo diga.


Ni un día más sin decir si Catalunya es el principal territorio a recuperar, por lo civil o por lo penal. Y repito: nada tendrá sentido si los toros, la cultura, las raíces y la libertad de un pueblo no vuelven aquí.

Caretas fuera. Principalmente (o casi únicamente) para saber si nuestra guerra y nuestra resistencia va a consistir en permanecer en las catacumbas, sin más apoyo que de vez en cuando una mirada compasiva que, dicho sea de paso, rechazo de pleno. Ahora sí, como prioridad, exijo que la Fundación o quien corresponda nos mire de frente y nos lo diga claro. Aunque solo sea por respeto a los miles que consiguieron que ahora estos mismos señores utilicen un artículo de la ley ganado y sudado a golpe de papel, carpeta y bolígrafo.

E invito, a esos mismos señores, a que conozcan la realidad taurina que aún late por aquí. A que sepan como todavía nos batimos el cobre para encontrar un lugar donde hablar de toros, a como seguimos soportando los insultos a las puertas de una conferencia, a como acudimos a un juicio donde nos encontramos con cuatro abogados antitaurinos para defender a seis de ellos. Y no lo digo por pena; es simple orgullo de permanecer junto a otros tantos en la supervivencia de esta pasión. Aunque ahora ellos fijen su prioridad en Orihuela (con perdón).

5 comentarios en “La Fundación del Toro se olvida de Catalunya

  1. Alejandro, ¡¡despierta!! vas seis meses tarde, la Fundación Toro de Lidia se ha puesto “las pilas” con Cataluña gracias entre otras cosas a esta noticia, nada mas tienes que mirar las últimas publicaciones.

  2. Vamos a ver yo sobreentiendo, que cuando se pronuncie el constitucional, para bien de la tauromaquia, sera en primer lugar rescatada Cataluña eso lo doy por hecho, no nos pongamos nerviosos y arrematamos con quien no
    debemos

  3. Menos mal que ya se donde fueron a parar las 500.000 firmas que se consiguieron. Yo habría preferido que se mandasen al Parlamento Catalán mas que nada porque de aquí se sacaron con muchísimo sacrificio todas aquellas firmas. Ahora se están dando cuenta del mal sobretodo social que hizo la declaración “DE BARCELONA CIUDAD ANTITAURINA” un mal social del que todavía se pagan las consecuencias. Está mal visto ir o decir que te gustan los toros, hablar de la afición que tienes por ello, etc. NUNCA DEBERIAMOS HABER ACEPTADO QUE NUESTRA CIUDAD LA DE TODOS TAURINOS Y ANTI FUERA DECLARADA ANTITAURINA., ¿que derecho tienen los Ayuntamientos que gobiernan para todo el conjunto de la ciudadanía a poner motes a la ciudad?. NINGUNO. Más adelante ya sabemos que vino la definitiva es decir “la prohibición”, por cierto por una cantidad considerable de votos de gente extranjera. PUES NADA DE AQUELLOS POLVOS VIENEN ESTOS LODOS y que Dios nos coga confesados porque la cosa pinta mal y espero equivocarme. Santander, Pontevedra, Alicante, San Sebastián son ciudades en las que habrá que luchar y mucho para conseguir que sigan los toros.

  4. La “Fundició”, mencionada amb anterioritat a aquest portal, en un excés d’arrogància tan peculiar de les élits taurines no és capaç ni tansols de reconèixer el treball dut a terme per la resistència taurina catalana. Les cintes de les medalles que es volen penjar al coll duran la senyera, tan si es vol com si no.

  5. Cinco años sin Toros…y alguno más pidiendo LIBERTAD. Ese grito se ha visto repetido hace poco en Valencia el 13M. Pero la foto parece bien distinta. Hace cinco años estábamos más solos que la una y el resto los del ciego sector taurino negando la evidencia “..es cosa de cuatro..” “.. na los catalanes que les ha dao por ahí”. En Valencia, “los ciegos”, parece ser que se quieren poner las pilas, incluso uno de ellos, que no ha movido nunca un dedo(y menos rascarse el bolsillo), y que cacareaba “Los Toros se defienden Solos” se ha encargado de leer el manifiesto. Quien te ha visto y quien te ve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *