La plaza de toros de Olot

En nuestra Fotocrónica taurina catalana de esta semana queremos recordar una de las plazas con más abolengo de la península ibérica: la plaza de toros de Olot.
Se construyó en 1859 siendo el tauródromo más antiguo de Catalunya y el segundo más antiguo de España. La antigüedad del coso olotense es un buen dato para acallar todas esas voces manipuladamente enfermas que insisten en negar el fuerte arraigo de la fiesta de los toros en Catalunya. El primer documento existente que narra el enfrentamiento entre un hombre y un toro en Olot data del año 1636. Este enfrentamiento lo protagonizó una compañía de soldados acuartelada en la ciudad y que integraba parte de las tropas que guarnecían la frontera en el conflicto que, en aquella época, enfrentaba a las monarquías española y francesa. Este hecho puede leerse en la narración que Josep Saderra hace en su “Ressenya històrica del Santuari de Nostra Senyora del Tura”. El autor explica que este enfrentamiento se celebró en la plaza central de Olot y que, una vez muerto el astado, se repartió la carne entre los soldados.

La edificación de la bella plaza olotense fue posible gracias a Esteve Paluzie, un vecino de Olot muy aficionado a la Fiesta y gracias, también, a la aportación económica de 80 accionistas. Para su construcción se utilizó la piedra basáltica del volcán Montsacopa que confirió al edificio un idiosincrático cromatismo negrorojizo a su aspecto experior. Los accesos a la plaza constaban de tres puertas. La plaza fue reformada durante la guerra carlista ( 1873-1875 ) cuando se suprimieron los graderíos para convertirla en baluarte de defensa y se abrieron, consecuentemente, unas aspilleras en el muro. Posteriormente, en 1893, se construyeron los palcos.

El primer torero que actuó en Olot, el 9 de septiembre de 1850, fue José Blay “El Chato”. En los primeros años de la plaza actuaron Manuel Comeche, Espartero de Valencia, que toreó en las corridas feriales de 1890, 1891 y 1893, Nicanor Villa “Villita”, en 1892,1893 y 1894, Ramón Laborda “Chato de Zaragoza”, en 1892, Juan Borrel “Murulla”, en 1894, Juan Mateo “Juaniqui”, también en 1894. Eusebio.

Fuentes, Manene y Vicente Ferrer lidiaron la corrida de 1895. Una larga lista de toreros como Cayetano Leal, Pepeíllo, Eduardo Leal “Llaverito”, Maera.. desfilarán por el circo taurino hasta llegar a fechas más recientes con las participaciones destacadas de Rafi Camino, “El Cordobés”, Ortega Cano, Cristina Sánchez

En el año 2000, el ayuntamiento socialista declara Olot como municipio antitaurino y se dejan de organizar corridas de toros en el añejo coso. Los accionistas taurinos consiguieron que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya les diera la razón y los festejos taurinos regresaron al albero olotense a partir de 2003.

Olot tuvo un torero muy popular: Joaquín Soy “El Nardo” y ahora, a pesar de los vientos prohibicionistas , tiene puesta sus esperanzas en el joven novillero Abel Robles.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *