Las alternativas de Pedro Aixelà “Peroy” y Tomás Parrondo “El Manchao”

La historia taurina de Barcelona ha sido testigo de 118 alternativas en 147 años de vida en sus tres plazas: El Torín, Las Arenas y El Sport reconvertido posteriormente en La Monumental.

Este apartado de doctorados que iremos repasando uno a uno, lo abre un espada catalán Pedro Aixelà Torner “Peroy”, nacido en la localidad de Torredembarra (Tarragona) el 15 de octubre de 1824 y que con cuarenta años de edad y habiéndose curtido anteriormente al otro lado de los pirineos practicando el toreo landes, se doctoró en la plaza de El Torín de la Barceloneta el 12 de julio de 1864 teniendo como padrino de la ceremonia a Julián Casas “El Salamanquino” que le cedió al toro Silletero del Marqués de la Conquista, en presencia de José Antonio Suarez. Precisamente fue en esa misma plaza donde hizo su último paseíllo en 1879, concretamente el 24 de agosto para decir adiós definitivamente.

Un madrileño llamado Tomás Parrondo y apodado “El Manchao” se doctoraba en el mismo ruedo 25 años después, el 21 de octubre de 1889 de manos de Fernando Gómez “El Gallo”, con el toro que llevaba por nombre Golondrino de pelo retinto y perteneciente a la divisa de Baltasar Palomar. De este espada castellano cabe destacar que debía su apodo a que una parte de su rostro tenía un color más acentuado y que fue uno de los novilleros más relevantes de su época, logrando alcanzar en sus años de esplendor destacados éxitos en las principales plazas de la geografía española.

El Manchao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *