Morante cambió hasta el Facebook

Morante volvió a dictar el toreo como quien un día lo inventó, soñó que alguien lo plasmara. Que sí, que el toro de México era el que fue y es el que allí se lidia cada domingo. Pues con ese material, de media lengua fuera desde casi su salida por toriles, hasta Zuckerberg entendió algo.

Quizás fuera por detener otra vez el tiempo, por ralentizar lo ralentizado. Quizás porque el toreo se volvió a encontrar con un mentón hundido en el pecho. O quizás porque el retumbar del embudo de Insurgentes recordó a tardes donde no quedaba ni un boleto en taquilla. El caso es que horas después de que Morante de la Puebla nos hiciera recordar que, a pesar de desencuentros, sigue siendo el por qué de muchas cosas, ese inmenso escaparate de Facebook retiraba el poder denunciar una fotografía por explicar la tauromaquia. Lo más banal es pensar en lo casual. Y lo más aburrido también.

Solo hace falta echar un vistazo a las imágenes que desde allí llegan. Solo así se comprende por qué lo que hizo el sevillano alcanza otro nivel. Pero que no se equivoquen los demás: no todos pueden ser Morante. Y entonces, con ellos, ahora sí, puede llegar lo banal.




https://vimeo.com/152120606

Un comentario en “Morante cambió hasta el Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *