Pedro Fumadó “El Charnego” sobre Reta de Casta Navarra: “muy mal hecho llevar moruchos de 6 años a una plaza como Céret”

 

El ciclo de conferencias organizado por la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña finalizó ayer con un coloquio entre los ganaderos Pedro Fumadó “El Charnego”, Paco Palmer, el politólogo Ignacio Serrano (de forma virtual) moderado por el Guillem Bou, Presidente Capítulo de Tarragona de FTL.

En primer lugar, el ganadero del Charnego quiso recordar al maestro Joaquín Bernadó, quien se puso por primera vez delante de una becerra en su casa. “Él era un hombre moralmente extraordinario y se merece mil reconocimientos“, opinó el ganadero.

Por su parte, Paco Palmer, ganadero de Margalef, habló sobre el proyecto que está liderando para poner en valor la importancia que tiene el toro bravo como gestor de los espacios naturales del territorio. Desde la Associació de Criadors de Brau de les Terres de l’Ebre están impulsando un producto alimentario, cultural y turístico alrededor del toro en Catalunya.

Palmer explicó también que desde Aragón se está planteando que la Casta Navarra es un encaste más homogéneo de todo el Ebro, no solo de Navarra. Su ganadería ha refrescado desde 2006 con animales de las principales ganaderías navarras y les sale un “ganado muy enrazado y muy serio para el festejo popular”, reconoce. También conoce el encaste El Charnego, al tener una pequeña punta de vacas puras navarras. “Te cogen al vuelo, si has ido de fiesta el día de antes te despejan enseguida. Si sabes hacer el cruce bien con las vacas navarras sacas reses bravas de verdad”, aseguró Fumadó.

El matador de toros Ángel Lería se dirigió al Charengo para preguntarle por qué las comisiones de la Comunitat Valenciana o Sur de Catalunya compran toros de ganaderías duras como Miura, Adolfo, Victorino o Cuadri y no toros de Casta Navarra, si según dicen esto es lo más enrazado para el festejo popular. Fumadó respondió que la razón principal es que “los ganaderos navarros no aguantan los toros, los capan a los dos años. No los aguantan porque no tienen las fincas necesarias“. Además, apuntó que “los pueblos quieren toros de la Unión y no toros del terreno”. Según Palmer, “estas vacas tienen más duración, pueden trabajar cuatro, cinco, seis años a un nivel bueno en plaza y luego el ganado termina aprendiendo y ya no quiere trasto, solo quiere gente y las solemos pasar a las calles”. El propietario de Margalef opinión también que “el resto de ganado de la península es más blando, la Casta Navarra para el festejo popular es lo mejor”.

La parte más polémica llegó cuando Pedro Fumadó criticó a Miguel Reta por la corrida que lidió en Ceret el año pasado. “No se puede hacer una corrida de toros teniéndola en un corral. No tuvieron movilidad porque estuvieron encerrados en un cebadero, si hubieran estado en la montaña hubieran tenido más movilidad”, opinó el ganadero del Charnego. Pidiendo perdón por hablar mal de un compañero, concluyó diciendo que estuvo “muy mal hecho llevar moruchos de 6 años a una plaza como es Céret. Me duele decir estas palabras porque sé lo que cuesta criar un toro 6 años, pero hay que tener respeto a la profesión”.

Al hilo de la intervención de su homólogo, Paco Palmer, reconoció que en 2014 la ADAC se interesó en su ganadería para lidiar en Céret algo completamente catalán, oferta que rechazó al no estar preparado. También considera que Miguel Reta se equivocó y podría haber llevado una novillada sin picadores o con picadores. “Iba representando a todo un encaste y esas cosas hay que tomárselas con más seriedad o no hacerlas”.

La conferencia entera se puede ver en la página de Youtube de la Federación:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.