Siguen sin reaccionar: Baleares, sentenciada

El pleno del Consell de Mallorca aprobará el próximo jueves, 12 de noviembre, una moción para abolir la Tauromaquia en las Islas Baleares propuesta por la campaña Mallorca sense sang. La moción, tramitada por los consellers de PSIB-PSOE, Més per Mallorca y Podem Mallorca, pretende declarar toda la comunidad antitaurina.

De esta manera, cualquier espectáculo taurino quedaría abolido en Baleares. Ese es el objetivo: la aprobación de una Proposición No de Ley que erradique la tauromaquia en las islas. Según parece, antes de finalizar el año, todo quedaría atado y bien atado (¿les suena y mal, verdad?) a golpe de decreto.

Los acontecimientos antitaurinos en Baleares se han precipitado desde las pasadas elecciones del 24 de mayo. Los grupos de izquierda ya declararon la ciudad de Mallorca antitaurina el pasado mes de julio, tan solo unos días antes de la única corrida que este año celebró el Coliseo de Palma, abandonado a su suerte desde hace demasiados años por la propietaria, así como por las distintas empresas que lo han regentado en los últimos años. Una vez más, el sector taurino colaborando a allanar el camino a las corrientes animalistas contrarias a la Tauromaquia. Aunque mucho peor es saber que, una vez más, ni está ni se le espera.

Aún con toda una situación a la contra, con los partidos políticos campando a sus anchas dictando en contra de la cultura taurina, con el sector taurino mirando seguimos sin saber donde y con una afición, en este caso la balear, olvidada y vejada, todavía queda esa vergonzante cobardía del Tribunal Constitucional y del gobierno de turno que lo dirige. Porque una inminente sentencia sobre el recurso a la prohibición catalana, dejaría en la más absoluta de las nadas cualquier intento abolicionista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *