Abel Robles: “El correbou de Olot es referente para miles de jóvenes”

Desde hoy hasta el martes 7 de junio, los olotins podrán votar en la consulta autorizada por Josep María Corominas (CiU), alcalde de Olot, para decidir si se deben dejar de organizar los tradicionales correbous de la capital de La Garrotxa.

Por lo tanto, hoy empieza una semana clave para los aficionados a los correbous, que tendrán que votar NO para que el ayuntamiento siga apoyando uno de los actos más multitudinarios de las “Festes del Tura”. La pregunta, formulada para confundir al votante, es la siguiente: “Olot ha de deixar d’organitzar els correbous?” (¿Olot tiene que dejar de organizar los correbous?). La presencia de la con apóstrofe cambia por completo el significado de la frase, lo que conlleva al error si no se lee con detenimiento.

Desde la página http://correbousolot.cat/ se pide el apoyo a los correbous para no dejar perder sus (nuestras) tradiciones. VOTA NO para seguir con los 380 años de correbous en Olot, para seguir celebrando uno de los espectáculos con mayor participación del municipio y para que las “Festes del Tura” sean libres y plurales” son algunos de los argumentos para defender la tauromaquia en Olot.

Vadebraus ha querido hablar con el novillero de Olot Abel Robles para conocer su opinión al respecto: “Primero quiero señalar que la ley de protección, a nivel estatal, de protección a la tauromaquia incluye los correbous, por lo cual la administración local no es competente y el espectáculo es legítimo en su totalidad como así lo aprobó el Parlament de Catalunya.Robles ha aprovechado para remarcar que “este espectáculo es el único que genera una aportación económica al ayuntamiento de la localidad durante sus fiestas, en concepto de ‘piso plaza’, el cual tiene que efectuar la empresa organizadora.

El torero catalán ha querido terminar su alegato pidiendo el voto a favor de los correbous: “Animo a todos mis paisanos que no desistan en votar a favor del correbou (votando NO en la consulta) y demuestren la unanimidad real que existe referente al disfrute de su correbou legal, apoteósico, referente en las fiestas patronales de la ciudad y anhelado por miles de personas sobre todo jóvenes.

Durante los últimos meses, y especialmente las últimas semanas, la Penya Taurina La Garrrotxa (con su presidente Pepe Amores a la cabeza) ha intensificado sus acciones para conseguir movilizar a la población y conseguir que el resultado de la consulta sea favorable a la continuidad de la centenaria fiesta taurina. Igualmente, cabe recordar la acción emprendida por la Federación de Entidades Taurinas de Catalunya, advirtiendo al Ayuntamiento de Olot y a su alcalde de la ilegalidad de dicho referéndum encubierto (http://www.vadebraus.com/federacion-catalana-emprendera-acciones-contra-ayuntamiento-de-olot/). Un burofax que, en palabras del propio alcalde Corominas, ha caído en saco roto alegando que tan solo hace referencia al miedo de los taurinos a la democracia, saltándose a la torera la ley que impide este tipo de consultas.

Y recordamos e invitamos a todos los amantes de la cultura taurina catalana y de la libertad del municipio olotense: siete días para votar a favor de los correbous. Siete días para votar NO. Que no nos confundan. Que no nos engañen.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *