La Federación catalana emprenderá acciones contra el ayuntamiento de Olot

Villaralbo (Zamora) y San Sebastián han podido marcar el camino para detener esas tan de moda consultas sobre el futuro de cualquier festejo taurino. Y la Federación de Entidades Taurinas de Catalunya (FETC) ha tomado medidas sobre la que se prevé en Olot (Girona).

El ayuntamiento del municipio catalán, como informábamos hace unos días, consultará a sus habitantes el próximo mes de junio sobre la continuidad de su tradicional correbou. Por este motivo, la FETC, en un burofax dirigido al alcalde Olot Josep María Corominas, le recuerda “la existencia de la Ley 18/2013 de 12 de noviembre, en la que se declara a La Tauromaquia como Patrimonio Cultural de todos los pueblos de España”. Una ley que surgió a raíz de la ILP promovida por la misma Federación catalana, que presentó más de 600.000 firmas en el Congreso de los Diputados, 160.000 de ellas recogidas en Catalunya. E incide en que la palabra Tauromaquia “engloba a todas las fiestas o espectáculos taurinos, en los que se incluyen no solo las corridas de toros si no también a un numeroso conjunto de tradiciones y festejos populares vinculados al mundo del toro”.

Tampoco deja pasar por el alto el obligado cumplimiento del artículo 46 de la Constitución española que obliga a los poderes públicos a garantizar, conservar y promover el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España. Como tampoco la Llei 34/2010 de 1 de octubre de regulacio de les festes tradicionals amb bous, aprobada por el Parlament de Catalunya, que “recoge el municipio de Olot como localidad protegida por su tradición taurina”.

Para la FETC, “es evidente el carácter ilegal e inconstitucional de la consulta popular que pretende llevar a cabo este Ayuntamiento, ya que se pretende encubrir mediante la participación ciudadana un proceso que constituye un auténtico referendo encaminado a agredir a la Tauromaquia”. Le recuerda, al consistorio, que ya en su día atentó contra la Tauromaquia “prohibiendo la realización de los tradicionales festejos taurinos (corridas de toros, novilladas, festivales…) que se realizaban para las fiestas de la Mare de Déu del Tura en su coso taurino”, que data de 1859 (el más antiguo de Catalunya). Y en esta ocasión, quiere “de nuevo atentar contra sus propias tradiciones prohibiendo el correbou que tiene una antigüedad de casi 400 años”.

Correbou Firal d'Olot (1896).
Correbou Firal d’Olot (1896).

Por estas razones, advierte al alcalde Corominas que de seguir adelante “con la indicada consulta Popular ilegal y anticonstitucional”, la Federación catalana, presidida por Paco March, “se reserva el derecho de actuar judicialmente, tanto administrativa como penalmente, contra este Ayuntamiento y su persona”.

De esta manera, el sector taurino catalán, representado por una FETC que engloba a la práctica totalidad de las entidades taurinas catalanas, demuestra que la fortaleza y la permanencia en Catalunya sigue adelante. Hay leyes que así amparan. Y por encima de ellas, quedan siempre las razones.

A continuación os dejamos el contenido íntegro de los motivos expuestos ante el ayuntamiento de Olot:


En Barcelona a 12 de mayo de 2016

     Excelentísimo Señor Alcalde:

     Le envío la presente, en calidad de presidente de la Federación de Entidades Taurinas de Catalunya, en referencia a la “consulta ciudadana” que su consistorio está preparando para los días 1 al 7 de junio sobre la temática de la continuidad o no en sus fiestas del tradicional correbou.

     Sobre este particular recordarle de la existencia de la Ley 18/2013 de 12 de noviembre, en la que se declara a la Tauromaquia como Patrimonio Cultural de todos los pueblos de España. Ley que surgió de una Iniciativa Legislativa Popular llevada a efecto por esta FEDERACIÓ D’ENTITATS TAURINES DE CATALUNYA tras presentar para su aprobación más de 600.000 firmas al Congreso de los Diputados, siendo 160.000 de firmantes catalanes.

     Dicha Ley establece que la Tauromaquia forma parte del patrimonio histórico y cultural común de todos los españoles en cuanto a que se trata de una actividad enraizada en nuestra historia y en nuestro acervo cultural común. El término Tauromaquia engloba a todas las fiestas o espectáculos taurinos, en los que se incluyen no solo las corridas de toros, sino también a un numeroso conjunto de tradiciones y festejos populares vinculados al mundo del toro.

     Indicarle que nuestra Constitución en su artículo 46 establece: “Los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio”.

     La Llei 34/2010 de 1 de octubre de Regulacio de les Festes Tradicionals amb Bous, aprobada por el Parlament de Catalunya, recoge el municipio de Olot como localidad protegida por su tradición taurina.

     Es evidente el carácter ILEGAL y ANTICONSTITUCIONAL de la consulta popular que pretende llevar a cabo este Ayuntamiento, ya que se pretende encubrir mediante la participación ciudadana un proceso que constituye un auténtico referendo encaminado a agredir a la Tauromaquia, con la prohibición del tradicional correbou, violando totalmente la legalidad con vulneración de la normativa de rango superior, tanto la Ley de bases del Régimen Local, la mencionada Ley 18/2013 y la propia Constitución Española.

     Este Ayuntamiento ya atentó en su día contra la Tauromaquia prohibiendo la realización de los tradicionales festejos taurinos (corridas de toros, novilladas, festivales…) que se realizaban para las fiestas de la Mare de Déu del Tura en su coso taurino (inaugurado el 1859, el más antiguo de Cataluña). Ahora, tomando como bandera nuevas modas y modismos, quiere de nuevo atentar contra sus propias tradiciones prohibiendo el correbou que tiene una antigüedad de casi 400 años (hay datos de su existencia en el 1636) y que solo dejo de celebrarse con ocasión de la dictadura franquista.

     Le hago saber que de seguir adelante con la indicada “Consulta Popular” ILEGAL y ANTICONSTITUCIONAL, esta Federación, en defensa de todos los taurinos de Olot (vecinos suyos), se reserva el derecho de actuar judicialmente, tanto administrativa como penalmente, contra este Ayuntamiento y su persona.

     Sin más que añadir,

     ATTE.

     Francisco March Celaya.

     Presidente de la Federació d’Entitats Taurines de Catalunya.

Un comentario en “La Federación catalana emprenderá acciones contra el ayuntamiento de Olot

  1. hola

    no solo eso, la consulta no cumple con la ley de consultas, una denuncia sobre este aspecto seria mas efectiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *