Cardona: el último reducto de libertad

Este fin de semana se celebraron los tradicionales correbous de Cardona como eje central de su fiesta, en los que hubo exhibiciones de toreo, la cargolera y por primera vez un concurso de anillas. (Con galería de imágenes del correbou del domingo).

En esta fiesta tan catalana solo actuó un torero de aquí. Este fue Antonio Cuadra, que se las tuvo que ver con el novillo más distraído y rajado del fin de semana. El de Daniel Ramos tuvo 20 buenas embestidas por el pitón derecho que Cuadra supo entender hasta que se desentendió del torero definitivamente. A Curro Linares, alumno de la Escuela Taurina de Castellón, le correspondió un eral muy justo de fuerzas con el que estuvo voluntarioso. Sus mejores pasajes llegaron con la diestra y sus desplantes y circulares por la espalda caldearon la plaza. Tanto el catalán como el castellonense fueron ovacionados al finalizar la faena.

El día anterior actuaron, con menos brillantez, Pablo Roman y Héctor Edo, también de Castellón. Roman tardó en confiarse con el novillo, que le apretó por el izquierdo con el capote y que posteriormente le volteó. Edo lo intentó por ambos pitones y consiguió algún muletazo suelto, aunque apenas conectó con el público.

Por último, apuntar que el encierro del sábado 12 terminó sin incidentes destacables.

Galería de imágenes de Pizarro y Pasquina:

2 comentarios en “Cardona: el último reducto de libertad

  1. Seria muy importante que en otras poblaciones en que tengan lugar correbous se celebrara actuaciones de este tipo seria un acicate a los toreros catalanes hasta que volviera la ansiada recuperaciòn. Veremos que pasara despues de la sentencia del Cosntitucional. y del 27 S

  2. Me parece perfecto que se den oportunidades a todos los chicos, más a los de casa. En ningún sitio he visto que se nombre a Toni Bo, otro catalán que actuó en Cardona viniendo de la escuela taurina de Castellón. No hubiese estado mal, tampoco, invitar a los Componentes de la escuela taurina de Cataluña. Creo que hay grandes promeses aún por descobrir y si no lo hacemos nosotros mismos, mal va la cosa. Muchas gracias por vuestra atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *