El rejoneador catalán Quirze Elías en los ruedos gerundenses

Quirze Elías fue un destacado rejoneador de Sabadell que se prodigó por los ruedos hispanos, en la década de los ochenta, toreando alrededor de unas doscientas corridas en plazas como Tarragona, Ibiza, Mallorca, Girona, Lloret de Mar… Curiosamente, Elías no llegó a actuar nunca en el ruedo de la Monumental de Barcelona. Con excelentes cualidades como caballista y rejoneador, cosechó importantes triunfos en los ruedos gerundenses. Lamentablemente, un grave accidente montando a caballo lo retiró de los ruedos.

Quirze Elías debutó en la plaza “José Luís Andrés” de Lloret de Mar un 3 de agosto de 1980 con un astado del hierro de Victoriano Sánchez Morales y hermanos. Al año siguiente, el 6 de septiembre, se presenta en el ruedo de Girona y exhibe grandes cualidades y oficio sobre cuatro jacas espléndidamente domadas y adornadas con una senyera catalana en sus crines. Con un manso novillo de Gavira tuvo que porfiar muchísimo para pasaportar al bicorne y perdió la oreja por el fallo del puntillero. El 1 de agosto de 1982 deslumbra nuevamente a la afición gerundense con un rejoneo vibrante y con destellos de genio. En esta función, sacó a la palestra a “Descarado”, un precioso caballo tordo rodado, a “Huno”, un precioso negro azabache con el que colocó banderillas a dos manos, a “Cubano”, con el que corrió admirablemente a sus enemigos, a “Tordera”, una yegua con la que ejecutó la suerte de matar, y a “Deseado”, un magnífico tordo vinoso que realiza sorprendentes quiebros en la mismísima cara del toro.

En su segunda actuación en el coso de la Devesa se las entendió con dos jugosos novillos hispalenses de los Sres. hijos de Don Tomás Pérez de la Concha, muy bravo el primero y recortando en extremo el segundo de su lote. Elías estuvo francamente bien en sus dos astados, rejoneando con gran lucimiento, administrando toda clase de hierros a una y a dos manos y adornándose, en su segundo, con la rosa en la suerte del caracoleo. Cortó una oreja en cada astado. Repite actuación en la tarde dominical del 4 de septiembre, lidiando un novillo de Antonio Muñoz Flores y dando una vuelta al ruedo.

En la temporada del 83 es acartelado tres tardes en Lloret de Mar pero sólo torea dos ya que la función programada para el 16 de septiembre tuvo que suspenderse como consecuencia de la lluvia. El 14 de agosto desoreja a un novillo, negro mulato, bragado, de extraordinaria bravura con el hierro y cintas distintivas de la ganadería de Villar Vega. Quirze Elías firmó, esa tarde, una magnífica actuación que rubricó con la rosa y medio rejón de hoja de peral. Al domingo siguiente, consigue dar una vuelta al aro después de rejonear un cornúpeta de Carmen Villadiego.

Dos festejos toreará en el curso taurino de 1985 en los ruedos gerundenses y serán ambos en la plaza de Lloret de Mar. El primero, el 7 de julio, con un novillo de Lora Sangrán y el segundo, el 18 de agosto, con un astado de los sres hijos de Don Bernardino Giménez Indarte. En el 86 firmará dos tardes en Lloret, el 13 de julio y el 10 de agosto. Corta una oreja a un novillo de Cetrina en su primera intervención y se muestra voluntarioso y sin suerte con el “Pérez de la Concha” de su segunda corrida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *