“El torero de mi espejo”

En el mundo del toro y en general entre los profesionales taurinos suele ser habitual el que se profesen entre sí un respeto y admiración, en ocasiones, envidiables. El hecho en sí se agrava o acentúa cuando es un aspirante a figura, un novillero, quien siente esa admiración. Quien ve como si de un espejo se tratara a su ídolo.

El escalofriante y grave percance sufrido por Juan José Padilla el pasado mes de Octubre y el consiguiente comportamiento del diestro jerezano ante la adversidad de la cornada ha sido, es y será para los que se visten de luces un ejemplo de lucha, orgullo, profesionalidad, coraje, amor propio y un sinfín de adjetivos que se hacen innumerables.

El pasado sábado y durante la gala-entrega de trofeos “Bou de Costitx 2012” en Mallorca un novillero de la isla emocionó a los allí presentes dejando constancia de la admiración y respeto ante Padilla. Luís Germán Navío quiso dedicar una poesía, un quinteto, que por lo emocionante del momento que allí se vivió, un gesto espontáneo de orgullo personal y orgullo torero con todo el respeto a la figura de Padilla, hemos creído que merecía un apartado especial y compartir en este artículo dicha poesía cargada de sentimiento torero. Enhorabuena Luís!!!

Luís Germán Navío junto a Padilla

EL TORERO DE MI ESPEJO

Mi espejo,
en el que me quiero mirar,
luce parche y patillas
y mucho garbo al andar.

Su reflejo,
luz de valor y gallardía,
es fuente de inspiración
y orgullo de la torería.

La imagen de un torero
encierra el espejo en que me miro,
la figura de un Maestro
al que respeto y admiro.

El torero de mi espejo
se llama Juan José Padilla
ama los Toros como yo
y es el ejemplo de mi vida.

En el fondo de mi espejo
existe el Mundo Padilla,
donde ya nada es imposible,
donde la luz del Sol más brilla.

Luís Germán Navío hizo entrega a Padilla de un cuadro en el que estaba inscrito dicho quinteto sobre una imagen difuminada del torero jerezano aquella tarde de su reaparición en Olivenza el pasado mes de Marzo. Un espejo entre dos banderillas daba sentido al contenido de la poesía.

Fotos: Miguel Gomis

3 comentarios en ““El torero de mi espejo”

  1. Hablando de tomar ejemplo, alguien sabe cuando vuelve José Tomás; creo que tanto secretismo nos está cansando a los aficionados; ¿qué hay de aquel: “Vivir sin torear no es vivir”?.A ver si se le pega algo del espíritu Padilla.Saludos.

  2. Muy acertado y bonito lo de Luis Germán, hacia el Maestro, del que muchos deberian tomar ejemplo de este buen torero y intentar de estar en eso, “EN PADILLA”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *