Los hermanos Peralta: cuartel de verano en la Costa Brava

Era norma y costumbre en las plazas de Girona, Figueres, Sant Feliu de Guíxols y Lloret de Mar, la confección de corridas de toros y novilladas mixtas con dos espadas de a pie y la inclusión de un rejoneador que actuaba normalmente en tercer y sexto lugar. No es nada raro, pues, que los aficionados gerundenses sean profundos conocedores del bello arte de Marialva y que, cada vez, fueran más exigentes con los caballeros en plaza actuantes. Si a ello añadimos que en las plazas gerundenses se acartelaba a los rejoneadores más sobresalientes del escalafón ecuestre, se puede afirmar que el rejoneo competía en gusto y opinión a los matadores de a pie.

Cuando se habla de rejoneo hay que dirigir la mirada hacia Ángel y Rafael Peralta, dos hermanos de grandes inquietudes artísticas y que sentaron las bases del toreo a caballo profesional en España. Los centauros de la Puebla del Río realizaban un espectáculo completo de rejoneo y se granjearon un gran cariño entre la afición gerundense. Sin ninguna duda, basarán parte de su temporada veraniega en las plazas de Girona, Figueres, Sant Feliu de Guíxols y Lloret de Mar, bien sea como rejoneadores o, en el caso de Rafael, como ganadero de reses bravas.

Ángel Peralta, que irrumpió con diecisiete años en el panorama taurino como rejoneador de toros bravos, aportó innovación al rejoneo con la introducción de los pares de banderillas cortas por ambos lados, el ceñirse las riendas a la cintura, la suerte de la rosa… Rafael, con ciertos aires ye-yé, bético, rociero, de la Hiniesta y el Baratillo será calificado justamente como el rejoneador que mejor banderilleó a dos manos de su tiempo y será, asimismo, uno de los precursores de la invasión de los terrenos del toro, atacando de frente, para clavar al pitón contrario sus vibrantes pares al quiebro y a dos manos.

En nuestra fotocrónica taurina semanal recordamos las actuaciones de estos dos “monstruos” del rejoneo en la plaza de Girona:

(Haga click para agrandar la fotografía)


 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *