Roma no paga a traidores

Decía el gran poeta y prosista Antonio Machado que en el análisis psicológico de las grandes traiciones encontraríamos siempre la mentecatez de Judas Iscariote.

La traición de Don Pedro Balañá a la afición taurina catalana, ha cambiado el curso de los acontecimientos en tan sólo un instante. La esperanza ilusionada de los aficionados catalanes se ha visto quebrantada por el NO de Balañá a la celebración de corridas de toros en «su» plaza Monumental. El mazazo de Balañá es, a dia de hoy, un estigma de costosa superación para todos aquellos que hemos creído que el regreso de la tauromaquia a Catalunya era una posibilidad real.

Balañá se ha destapado como el peor empresario del planeta taurino. Perdió la emblemática plaza de toros de «Las Arenas» y apenas hizo nada para impedir el cierre de la Monumental. Su desdén hacia la Fiesta se hacía claramente visible en la confección de sus temporadas taurinas llenas de conformismo y carteles baratos para deleite de la turistada. Pedro Balañá es, sin duda, uno de los máximos responsables de la actual situación taurina en Catalunya. Poco se podía esperar, entonces, de quien es capaz de traicionar a su propia biografía y cargarse los fundamentos y herencia de su abuelo.

Con la advertencia envuelta en el clásico «Roma no paga a traidores» de Quinto Servilio Cepión, Balañá merece, por su traición, el regreso a la soledad más absoluta. Don Pedro Balañá ha renunciado definitivamente a estar junto con los aficionados catalanes para ponerse y fotografiarse al lado de los antitaurinos que le cerraron la plaza. La traición duele mucho a estas alturas. Sin embargo, no nos quedaremos anclados en ese «NO» de Balañá ni perderemos más tiempo en el recreo de esa emoción incendiaria de la enconada crítica. Urge pasar página. Los aficionados seguiremos nuestro camino con la dignidad y excelencia de siempre, con la cara bien alta y la soberanía sobre nuestra afición que ni Balañá ni los políticos podrán arrebatarnos.

2 comentarios en “Roma no paga a traidores

  1. Sr. Faricle: Tiene más razón que un santo.Nunca se pudo oir, ni leer una manifestación suya a favor de los toros.

  2. A Pedrito Balaña, nunca le interesaron los toros, cuantas veces se le ha visto con su familia presenciando una corrida?
    Desde el principio, controló el primer conato de firmar de ILP poniendo oficina y dando alguna calderilla para que todo se mantuviese en calma asta las votaciones del Parlament, después desapareció.
    Ya hoy con una ILP ganada en firme, pasa como ha pasado siempre, por que lo suyo es la PELOTA o sea el Baloncesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *