Rotundidad del II Congreso de UTYAC

El II Congreso Taurino de Catalunya 2014 se cerró ayer tras tres interesantes actos repartidos en tres días respectivamente. La Unión de Taurinos y Aficionados de Catalunya elevó el nivel del evento, que contaba con importantes nombres de la fiesta y la respuesta de la afición catalana estuvo a la altura esperada. Con la sala repleta, la UTYAC conseguía el primer éxito del II Congreso.

El viernes, abría los actos Paco Píriz, presidente de UTYAC, con un discurso esperanzador sobre nuestra situación, ya que aseguraba que desde esta asociación “abanderamos esto que algunos denominan como la resistencia. Simplemente somos amantes del toro, de la tauromaquia y del toreo aunque privados de ir cada domingo al lugar de nuestros sueños, al sitio donde seguimos soñando regresar”. Alegó que hay muchos motivos para sentir que merece la pena, ya que “nos sobra afición. Que no somos tan pocos. Que nos sobran los motivos. Que cada vez somos más UTYAC. Que tenemos toreros y una monumental que está dispuesta a aguantar. Que, posiblemente, ya solo faltéis algunos por sumaros a un movimiento que debe tener su destino en la calle Marina”, para terminar, de la misma manera que había empezado, agradeciendo a todos los socios de UTYAC: “Porque con todas las razones del mundo, con gente como la que forma esta Unión de Taurinos y Aficionados de Catalunya, uno no puede más que agradeceros vuestra militancia en la fiesta de los toros y acabar diciendo con fuerza, ¡Olé!”.

A continuación, el antropólogo francés François Zumbiehl pronunciaba la conferencia “La afición de Francia:

Una lucha por la libertad cultural y por la autenticidad de la Fiesta”. Explicó cómo se organizan las ferias en Francia, donde se repiten a los toreros y ganaderías triunfadoras. Se habló también del proceso que culminó en la declaración de los toros como Patrimonio Innmaterial de la Humanidad, aventajándonos a España.

El sábado, la mesa redonda “Alternativas al sistema. Independientes en la Fiesta”, moderada por el periodista Enrique Mazas, resultó un interesante coloquio por parte de José Antonio Campuzano, José Luis Algora y Jesús Fernández. A pesar de ser un tema difícil de tratar, Campuzano explicó las dificultades de los apoderados, asegurando que “un apoderado nunca puede defender a un torero al 100%, porque luego las represalías a la hora de defender a otro torero serían terribles por parte de los empresarios”. Además, confirmó ese cambio de cromos tan habitual y abogó por acabar con la repetición de nombres y ganaderías: “Dos bombos, uno con toreros y otro con ganaderías y se van sacando bolitas y como caigan. Y que cada uno demuestre lo que sepa con lo que le toque”. Algora lamentó la poca salida de sus toros tras lidiar solo tres corridas el pasado año. Confesó que cree en el buen momento de su ganadería, a la vez que acusaba del problema del monoencaste con el que se hacen la mayoría de las ferias. Fernández se mostraba esperanzado, dentro de las dificultades de su escalafón, en su próxima actuación en Las Ventas el próximo mes de marzo y recordaba con melancolía “la Monumental, en la que de momento no me dejan tomar la alternativa”.

Juan Mora: Pura Pureza” ponía punto final ayer, con la presencia del propio torero, en un coloquio con Paco March. Recibido con una sonora y emotiva ovación de más de 150 personas puestas en pie, con el cartel colgado de no hay billetes y el posterior sentido elogio de March a toda una vida dedicada al toreo, Mora habló con sinceridad, pausado, despacio. Una disertación del toreo y de la propia vida, de la tranquilidad de su presente, a pesar de que las empresas no llamen: “Ya me da igual, ya no llamo a nadie, el que quiera que me llame”. No pasó por alto su relación con Barcelona, rememorando aquellas siete orejas en dos tardes consecutivas del año 1989. Todo un lujo.

También cabe destacar la admiración que causó la exposición del pintor Toro Tribal, que decoró las paredes de la sala con la exposición “Mitología Taurina”, compuesta por más de una veintena de obras.

Este fue el acto que cerraba el II Congreso. Un acto que vuelve a poner de manifiesto la importancia que en muchas personas de Catalunya supone lo relacionado con la tauromaquia. Tres días perfectamente organizados por UTYAC que dieron categoría al toreo en Catalunya. Una asociación que, en palabras de Paco Píriz cuando se cerraba el Congreso, quiere ser “¡más UTYAC!”.

François Zumbiehl.
El antropólogo François Zumbiehl.
Independientes en la fiesta junto a Paco Píriz.
El cierre de pureza con Juan Mora, junto a Paco Marc y Paco Píriz.

7 comentarios en “Rotundidad del II Congreso de UTYAC

  1. Enhorabuena a los compañeros de la utyac de la que me enorgullezco de ser uno de sus miembros.Éste podemos decir que ha sido el año de la consolidación y a toro pasado diría que cada vez es más difícil de superar en categoría,además el aficionado lo respalda cada vez en mayor número por lo que podemos decir que hay congreso para rato y eso en la tierra de las prohibiciones tiene un mérito enorme,no decaigamos

  2. Un foro dónde se puso el dedo en la llaga, dónde se escuchó y se dio la mejor de las respuestas a las inquietudes del aficionado. Puede que sólo sea una esperanzadora trinchera en una guerra perdida (que no es poco). Felicidades a los organizadores y participantes. Gracias por su generosidad. La UTYAC es lo único bueno que nos ha traído esta maldita prohibición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *