Salvador Boix: “El comportamiento de Balañá es una auténtica vergüenza”

Salvador Boix fue el invitado de la última cena de la Unión de Taurinos y Aficionados de Catalunya (UTYAC) celebrada el viernes 2 de diciembre y, como era de esperar, sus declaraciones no dejaron indiferente a los asistentes.

Boix, de verbo fácil e ideas claras, entabló un interesante diálogo con Paco Píriz, presidente de UTYAC, que tocó algunos de los temas que más preocupan a los aficionados. La primera parte del coloquio se centró en la situación actual de la Catalunya taurina y en especial en el comportamiento de la Casa Balañá, empresa propietaria de la Monumental, después del fallo del Tribunal Constitucional que devuelve los toros a Catalunya. “El comportamiento de Balañá es una auténtica vergüenza. Y me duele, me cabrea. No hacen nada cuando podrían hacer mucho”. Así de contundente se mostraba Salvador Boix al ser preguntado por la empresa Balañá. Boix, con un descontento evidente, siguió con su discurso: “Son unos cobardes, nunca han utilizado su mucho poder para el beneficio taurino. ¿La gente va a dejar de ir a sus cines porque se den toros en Barcelona? No les van a hundir ni con campañas en contra ni con revisiones exhaustivas en sus salas de cine y teatro.” El actual apoderado de José Tomás cree que Balañáque ha levantado un imperio con la sangre de los toreros” tiene la obligación de dar toros en Barcelona. Según él, Don Pedro Balañá sí que estaría interesado en que volviesen las corridas, pero Pedrito, su hijo, no estaría por la labor. Desveló también que hay una consigna de silencio y que todavía no ha habido ningún movimiento de la empresa con toreros o ganaderos. Avisa que si en dos meses no se ha producido ningún movimiento habría que empezar a emprender acciones.

Cambiando de tema, Boix reconoció su obsesión por los pies de los toreros. Considera un problema estético y de compromiso muy grande torear de puntillas sin los talones asentados en la arena. “De unos 25 años hacia aquí lo que se ve en el ruedo está muy alejado de la esencia del toreo y del toreo fundamental. Esto aleja a la gente de las plazas”. Cree que sería necesaria una reflexión profunda por parte de los toreros sobre qué es torear a nivel de compromiso sin romper el discurso estético que debe proponer el propio torero.

A continuaciónexplicó que no es partidario del torismo pues “el toro denominado duro es preferentemente manso. Torear no es defenderse. Ya no se trata de burlar el toro con artes, se trata de parar el tiempo. Para mí el toro bravo es aquel que embiste 15 veces con todo por abajo en la muleta”.

Por otro lado, habló sobre la importancia de la quietud en el toreo, iniciada por Belmonte al que José Bergamín ridiculiza en el libro El arte de Birlibirloque. A raíz de esto, Boix criticó la visión del toreo en movimiento de Morante de la Puebla, la cual considera de poco compromiso. Para él, Paco Ojeda ha sido el penúltimo revolucionario del toreo a pesar de no tener continuidad su obra ya que “sus herederos como Jesulín, Sebastián Castella o Miguel Ángel Perera no se le han ni acercado”. Lo que sí consiguió Ojeda fue reivindicar la quietud en el toreo.

La última parte del coloquio se dedicó a Barcelona y a José Tomás. Mostrándose melancólico y dolido lamentó “la putada que nos han hecho en Barcelona” al privarnos de tantas emociones. A pesar de haber visto toros por toda España, Boix considera que “ver toros en la Monumental es distinto a todo, esto es Barcelona. Aquí íbamos a los toros, no a otras cosas”. También comentó que la respuesta de los aficionados catalanes a los actos taurinos es superior a la de cualquier ciudad, incluso Madrid. “Cuando aquí hablamos de toros lo hacemos seriamente. ¡Qué esto es Barcelona! Poca broma”.

Asegura que no se ha planteado que José Tomás venga a Barcelona, pero lo que sí reconoce es el gran dolor del torero de Galapagar por la situación catalana. “José Tomás fue el último torero en sentir el calor de la afición de Barcelona. Eso no lo consigue cualquiera y él lo vivido aquí no lo va a olvidar en su vida”. Por último, explicó que José Tomás, después de su visita sorpresa por el IV Congreso Taurino de UTYAC, celebrado en marzo de 2016, estaba muy emocionado por haber compartido un rato con aquella gente que le había visto torear en la Monumental y que le mostraba una vez más su cariño y agradecimiento.

Un comentario en “Salvador Boix: “El comportamiento de Balañá es una auténtica vergüenza”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *