Santi Vila, Boix y el síndrome de Estocolmo

Yo, sencillamente, por una razón de principio liberal, cuando se discutió esta cuestión en Cataluña dije que no era partidario de prohibir casi nada, especialmente vinculado a la cultura“. Son palabras de Santi Vila, flamante Conseller de Cultura del nuevo gobierno de la Generalitat en el programa El Suplement de Catalunya Ràdio.

Estas declaraciones estuvieron precedidas por otras en su Twitter personal, en las que contestaba así a los que le preguntaban por su militancia taurina: “No soy protaurino. En su momento fui simplemente contrario a la prohibición“. Y en la entrevista radiofónica añadió: “Si a mí alguien me pregunta si llevaría a mi hijo a los toros yo diría que no, porque es un acto demasiado violento para la sensibilidad del siglo XX“.

Curiosamente, esta posición dista mucho de la que declaró en el diario ABC en julio de 2013. Tras acudir a la feria de Céret, Vila afirmaba lo siguiente: “Voy a aquella plaza como tantos otros catalanes que no pueden hacerlo en su tierra, al estar prohibidas, rompiendo así la larga tradición liberal que siempre caracterizó a Cataluña“. Y se preguntaba: “El Parlamento catalán se equivocó al prohibir la Fiesta. Los catalanes tenían la libertad de ir o no a los toros, ¿Quiénes somos nosotros para prohibir una tradición de 150 años?“.

Santi Vila recibió en 2010 un premio a la defensa de la fiesta en Catalunya por parte de la Federación de Entidades Taurinas de Catalunya, ya que el entonces diputado de la ya desparecida CiU se mostraba en contra de la prohibición, llegando a votar en contra de ella unos meses después en el Parlament.

Y digo yo…

No, no creo que tenga ningún síndrome, ni siquiera de Estocolmo, Salvador. Únicamente que yo tampoco lo creo necesario. Lo de devolver el premio, digo. Que se lo quede, por aquello de pensar que igual hasta le molesta tenerlo por allí en su casa, supongo que guardado. Además, en la Federación, la única vitrina que hay está llena y la placa de Vila no cabe.

Aunque cupiera, Salvador, igual tampoco. No creas que creo en milagros. Pero algo de fe me queda. Tan lícito como el que no la tenga. Por eso, que en la Federación no queramos levantar un polvo más o menos absurdo no es esperar la llegada del rey Vila que haga así, chas, y la tauromaquia aparezca a nuestro lado. Ya me dirás quien nos escucharía, porque si de conciencias se trata, quedará igual antes o después de dicha petición. El caso es que en aquel 2010 su posición nos acercó más a una victoria que no llegó. Nada más. Agradecido en aquel momento. Y te diré más, me la trae al pairo la entrevista con el Conseller si es que llegara a producirse, quizás al no sentir ninguna empatía que se acerque a Estocolmo. Soy de los que piensa que no tengo nada que decir ni escuchar de un tipo con pinta de mercenario. Porque si antes gustaba de esto y ahora ya no, está claro que una de las dos veces mintió. O ha evolucionado, como dicen los modernos. O, simplemente, la apisonadora nacionalista ha hecho el resto.


Y también me da igual. Ni le pido que me defienda ni que me ataque. Que me deje con la misma libertad que ahora ellos piden. Solamente eso. Todo esto viene a cuenta del artículo que has publicado en El Periódico de (su) Catalunya, en el que te ves solo pidiendo que el Conseller devuelva el premio. Te hablo por mí y te aseguro que no espero nada. O muy poco. O sí: espero que te sumes, como ya te lo he dicho en otra ocasiones. Porque no es tiempo ni de síndromes de Estocolmo ni de estar en la retaguardia. Es momento de que gente con cosas importantes que decir, las diga, cuanto más a menudo mejor. Sí, comprendo que ese diario es importante, pero también recuerdo su lado antitaurino sin tapujos, como buen súbdito del movimiento nacional catalán antitaurino y, sin embargo, también considero importante que una firma como la tuya aparezca ahí.

Por aquí seguiremos estando, Salvador Boix. Para cuando quieras. Porque es necesario, ya que, como ves, tu opinión tiene trascendencia, como es lo normal. Aunque ahora no estemos de acuerdo (ni en la forma ni en el medio). Faltaría más.

Digo yo…

Un comentario en “Santi Vila, Boix y el síndrome de Estocolmo

  1. Buen artículo de Salvaor en ese Colosal Panfleto Independentista…..pero BUUUFA!!! me quedo con éste de esta pequeñita página libertaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *