Victorino Martín: “Al toro se le castiga más que nunca en el caballo, pero se le luce menos que nunca”

El Ciclo de Conferencias de la Federación de Entidades Taurinas de Catalunya (FETC) empezó el pasado viernes 12 por todo lo alto. Victorino Martín colgó el cartel de “no hay billetes” en la Casa de Madrid en Barcelona.

El acto lo abrió Paco March, presidente de la FETC, recordando la importancia de la figura de Victorino Martín Andrés, fallecido el 3 de octubre de 2017, en la tauromaquia y continuó con la presentación de la Feria de Invierno de Vistalegre por parte de Alberto García, gerente de Tauroemoción.

Victorino volvía a Barcelona, a una ciudad donde reconoce que “como ganaderos no nos hemos prodigado mucho, pero hemos tenido tardes importantes, hemos lidiado en tres ocasiones. Recuerdo dos toros impresionantes: Planterario, herrado con el 10 y lidiado por Esplá y Escultor, herrado con el 39 y lidiado por Pepín Líria.” El ganadero comentó que “también hemos tenido una cuarta actuación como apoderados. La presentación de José Tomás como novillero en Barcelona fue mi debut de apoderado”.

Además, Victorino quiso recalcar la importancia de la ciudad condal en el toreo. “Barcelona y Catalunya han sido un puntal muy importante dentro de la tauromaquia. Allá por los años 60 en Catalunya se daban más toros que en toda España entera”. Por otro lado, reconoció el ganadero que la primera peña taurina que tuvieron fue Los Victorinos en el Prat de Llobregat.

Victorino, como nuevo presidente de la Fundación del Toro de Lidia, aseguró que “la FTL es la casa de todos y voy a intentar difundir los valores y bondades de la tauromaquia. Voy a luchar por dos cosas: por la unidad e integración de todos los que formamos parte de esta fiesta y por la promoción, divulgación y conocimiento de la tauromaquia”. Según él, TVE tiene la obligación de potenciar la riqueza cultural que representan los toros y no solamente tiene que retransmitir corridas de toros sino que también deben ofrecer un espacio en los informativos para comentar las noticias de las principales ferias.

Por otro lado, como veterinario que es, expuso la enorme relevancia que tiene el toro como animal único. “Los encastes son razas en sí mismas, por lo tanto el toro bravo es una reunión de muchas razas” aseguró Victorino. Además puso en valor la importancia científica del toro de lidia, equiparable a la del lince o el águila imperial, ambos en peligro de extinción, a través de un análisis de las distancias genéticas entre distintos animales de la misma especie. De este modo, Victorino afirmó que: “la distancia genética máxima entre una vaca de carne francesa y una vaca de carne española es del 14%, la máxima entre todas las cabras del mundo es un 0.5% y la diferencia genética entre los distintos encastes de toros bravos es 30%”.

El ganadero, hablando esta vez con ojos de aficionado, aprovechó para comentar algunos de los problemas de la corrida de toros. “Hay que recuperar la corrida completa y el tercio de varas. En la lidia hay dos momentos críticos: la suerte de varas y la estocada. Si no se hace con pureza y espectacularidad es grotesco y hace mucho daño a la tauromaquia”. Opinó que se tienen que equiparar las fuerzas (pesos) entre toro y caballo para que el picador defienda su montura con mayor pureza, limitar el tiempo que el toro está debajo del caballo y preocuparse más de donde cae la puya. “Al toro se le castiga más que nunca en el caballo, pero se le luce menos que nunca”, sentenció el ganadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *