Recordando la gesta de Joaquín Bernadó con Miuras en Barcelona

Sin ninguna duda, Joaquín Bernadó ha sido el matador de toros más importante que ha dado la historia del toreo en Catalunya. Aquel joven que, en 1954 llegó a torear tres tardes seguidas en la madrileña plaza de toros de Vistalegre.

Se reveló, el 4 de junio del mismo año, como una gran promesa del toreo en su debut en la plaza de toros Las Arenas de BarcelonaConsiguió un triunfo apoteósico con una novillada de Bernardino Giménez que le pondría en órbita. Bernadó ha sido el torero que más tardes ha toreado en la ciudad condal, un total de 250 paseíllos. En esta tercera entrega de la fotocrónica taurina catalana, recordaremos una de las tardes importantes de Bernadó en la Monumental. Nos referimos a su encerrona con los toros de la legendaria divisa de Miura, el 3 de septiembre de 1972. Bernadó resolvió con notable éxito el difícil compromiso y desorejó al segundo toro de su lote después de una labor muleteril con mucho dominio. En los restantes astados estuvo valiente y artista, destacando en unas enjundiosas verónicas al quinto de la tarde y en una faena de gran inteligencia y dominio ante el peligroso Miura que cerraba plaza.



Así describió Julio Ichaso en La Vanguardia la exitosa faena en su segundo antagonista:

“Segundo, con unos puñales prominentes y afilados, pero muy trotoncete. Recibió tres varas y un picotazo. El sobresaliente Jiménez Márquez realizó un gran quite. La res flojeaba de la pata derecha. Faena de corte bernadorista sin omitir unos naturales de clamor; más unos muletazos de calidad por su atracción perfilista. Finiquitó la serie con el obligado de pecho. Ovaciones. Mató muy bien, entrando sin vacilaciones. Le concedieron las dos orejas, con una vuelta clamorosa por el ruedo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *