Desmontando las mentiras de Lucía Etxebarria

Usar Twitter es peligroso. Nunca sabes por dónde te va a salir. Un día es el altavoz de los idiotas y otro es un detector de incultos. También tiene cosas buenas, agudiza la creatividad y el ingenio. 

 

Aunque este no ha sido el caso de la escritora Lucia Etxebarria. Más bien se ha convertido en rehén de su propia incultura.

Con tal de abrirle un poco los ojos, sin afán de convertirla en aficionada si es que algún día leyera estas líneas, y para contrarrestar las mentiras vertidas sobre la tauromaquia, me dispongo a rebatir sus burdos argumentos expuestos en un hilo en su perfil de Twitter.

Todo empezó con este brillante tweet:

La escritora recibió multitud de respuestas, la gran mayoría en tono burlesco. Pero ella seguía en sus trece y atacó con una colección de despropósitos que repasaremos uno a uno.

 

El toro de lidia no es una raza distinta

Según Etxebarria el toro de lidia es la misma especie que el “toro de campo”, entendiendo que para “toro de campo” se refiere al ganado no bravo utilizado para otras labores. Una puntualización, el toro de lidia también se cría en el campo, más concretamente en las dehesas. Además de su importancia genética, el toro de lidia es el perfecto guardián de la dehesa ibérica, pues su crianza se extiende por más de 500.000 hectáreas entre España y Portugal, y contribuye de forma extraordinaria a su conservación

El tema es que según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el toro bravo sí que es una especie única y diferenciada del resto de ganado bovino: https://www.mapama.gob.es/es/ganaderia/temas/zootecnia/razas-ganaderas/razas/catalogo/autoctona-fomento/bovino/lidia/usos_sistema.aspx

 

 

Los toros no están en peligro de extinción

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), una especie se considera en peligro de extinción cuando se encuentra comprometida su existencia globalmente. Esto se puede deber tanto a la depredación directa sobre la especie como a la desaparición de un recurso del cual depende su vida, tanto por la acción del hombre, debido a cambios en el hábitat, producto de hechos fortuitos (como desastres naturales) o por cambios graduales del clima.

No es difícil pensar que en un hipotético caso donde la tauromaquia estuviese prohibida, los toros estarían abocados a su extinción puesto que no tendrían ninguna utilidad y nadie podría garantizar su existencia más allá de tener un grupo muy reducido de animales durante un periodo de tiempo.

De hecho, hay 14 encastes que se encuentran en peligro de extinción, en parte debido a que no lidian en las plazas. Esta idea la argumentó el ganadero, veterinario y periodista Adolfo Rodríguez Montesino en una conferencia en el Aula Taurina del CEU: https://www.taurologia.com/articulo_imprimir.asp?idarticulo=1831&accion

Por si no fuera poco, si partimos de la definición de la FAO, donde se considera que una especie está en peligro de extinción cuando cuentan con menos de 1000 animales, el 50% de los encastes estarían en peligro de extinción: https://www.abc.es/20120926/cultura-toros/abci-mitad-encastes-peligro-extincion-201209261801.html

 

Los toros de lidia solo son más negros

Su teoría la sustenta con esta afirmación espectacular. Señora Etxebarria, permíteme que le diga que los cárdenos de Victorino Martín, los colorados de Alcurrucén, los jaboneros de Núñez del Cuvillo, los salineros de Miura, entre otros, son muy distintos a los “toros de campo” y no precisamente por su color. Aquí puedes aprender todas las pintas de los toros:

 

Ha visto toros sentada en el tendido cero de una plaza

No hay tendido cero en ninguna plaza. No se sabe muy bien en qué plaza estaría. Igual le dio por poner TVE2 un sábado a la hora de comer. ¿Se referirá a barrera o callejón? Otro misterio.

 Hace falta herir a un toro primero para que ataque

Si una imagen vale más que mil palabras, un vídeo todavía más. Internet está lleno de imágenes de tentaderos a campo abierto donde el animal puede huir en cualquier momento. Nadie lo retiene ahí, solo su bravura.

 

El toro ataca solo después de que le banderilleen y rejoneen y entonces el torero debe acercarse con un capote

El día que estuvo en el tendido cero de vete tú a saber qué plaza no estaría muy atenta. Estaría escribiendo alguna novela de las suyas. El torero, como es sabido por cualquier persona que haya pisado una plaza alguna vez en su vida, recibe al toro con el capote antes de ponerle banderillas y antes del tercio de varas. Además, se llaman picadores y no rejoneadores, pero no nos desviemos del tema.

En el video se puede ver a Morante de la Puebla esperando a portagayola a un toro recién salido de chiqueros y sin herirle:

 

Los españoles no van a los toros

 

Pretenden vender una película donde casi toda España es antitaurina. Pues resulta que habiendo tantos antitaurinos no llegan ni a la mitad de la población: https://www.lasexta.com/noticias/sociedad/el-487-de-los-espanoles-se-manifiesta-en-contra-de-los-festejos-taurinos-frente-a-un-412-que-se-declara-a-favor-de-los-toros_20170715596a37af0cf213125bf27437.html

Por otro lado, si se suman los asistentes a corridas de toros y espectáculos taurinos populares se alcanza la cifra de 25 millones de asistentes, por lo menos una vez en 2017: https://www.abc.es/cultura/toros/abci-mas-cinco-millones-espectadores-asistieron-toros-espana-2017-201801200121_noticia.html

Las corridas retransmitidas por RTVE tienen nula audiencia

Entre septiembre de 2012 y 2016, TVE emitió un total de cuatro corridas de toros con una audiencia media de un 10,8% de cuota de pantalla y 1.052.000 espectadores. Estos datos supusieron un aumento en la audiencia respecto a otros días en la misma franja horaria: https://www.abc.es/cultura/toros/20150530/abci-toros-suben-audiencia-television-201505302137.html

Otro programa de una televisión pública es líder de audiencia en su franja horaria. “Toros para todos” es un éxito de audiencia en Canal Sur: https://laeconomiadeltoro.wordpress.com/2014/06/03/1821/

 

Las fiestas taurinas nos cuestan 564 millones al año de subvención

En los Presupuestos Generales del Estado se puede ver cómo solo se destinaron 35.000€ de todos los españoles para financiar la tauromaquia. Más concretamente, esta cantidad fue destinada a la Fundación del Toro de Lidia “para la compilación del conjunto de conocimientos y actividades artísticas, creativas y productivas que integran la tauromaquia como patrimonio cultural y su difusión en el entorno digital”. https://www.eldiario.es/cultura/gastos-locos-presupuestos-Cultura-hablado_0_756975060.html

Además, la FTL se tomó el tiempo en elaborar un estudio desmintiendo estas afirmaciones: https://fundaciontorodelidia.org/wp-content/uploads/2017/01/Informe.-La-verdad-sobre-el-informe-Bosch.pdf

Es cierto que a este valor habría que añadir las ayudas municipales para celebrar espectáculos taurinos dentro de los presupuesto de fiestas. De todos modos, no están incluidos en los PGE.

Por si fuera poco, el profesor Juan Medina sostiene los toros es la actividad cultural que más aporta a la Administración: 56 millones, sólo en cotizaciones sociales e IVA, y recibe la mitad, algo inauditohttp://www.elmundo.es/cultura/2016/03/10/56e12de822601dc0768b467c.html

 

Un único muerto por asta de toro en 18 años

Todos recordamos el dolor que pasamos por las pérdidas de Víctor Barrio (9 de julio de 2016 ) e Iván Fandiño (17 de junio de 2017), ambos fallecidos por asta de toro. A ellos se podrían sumar El Pana y Renato Motta en el continente americano, entre otros. Es absurdo pretender vender la idea de que el toro bravo no mata.

Además, entre 2000 y 2015 más de 74 personas murieron en encierros y festejos taurinos en España. De ellos, 71 eran hombres y 3 mujeres. Después de 2015, los años más trágicos son 2009, con 10 personas fallecidas, y 2012, con 8. A estas muertes habría que sumar las de los años posteriores hasta hoy: http://www.elmundo.es/espana/2015/08/30/55e2d5aa46163fae1a8b456f.html

 

Toros muertos al año: 30.000

Tomando los datos oficiales del Ministerio de Cultura y Deporte, se celebraron 1553 espectáculos taurinos (corridas, rejones, novilladas, festivales y festejos mixtos) en 2017. Multiplicando por 6 esa cifra de festejos (6 son los toros lidiados normalmente en una espectáculo) nos daría una cifra de 9318 animales. Algo muy lejos de lo que pretende vender ella: https://www.mecd.gob.es/cultura-mecd/areas-cultura/tauromaquia/estadisticas.html

 

En definitiva, uno puede tener la opinión que quiera sobre cualquier tema. La opinión es libre. Sin embargo, lo que ha hecho y sigue haciendo Lucía Etxebarria no son opiniones, son mentiras con las patas muy cortas, pero que han calado en la sociedad a base de repetirlas día tras día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *