Palma no se declara ciudad antitaurina

El Pleno del Ajuntament de Palma ha desestimado -con 17 votos en contra, 11 a favor y una abstención- la proposición del grupo municipal MÉS relativa a declarar Palma como ciudad antitaurina e instar a los partidos con representación en el Congreso de los diputados a no declarar Bien de Interés Cultural (BIC) las corridas de toros.

Cabe recordar que el Ajuntament de Palma está formado por 29 miembros, de los que 17 pertenecen al PP y componen el equipo de Gobierno municipal, 9 son del PSIB y los 3 restantes pertenecen a MÉS per Palma.

El PSIB ha solicitado el voto secreto en esta proposición para otorgar libertad a sus regidores y que éstos pudieran votar en conciencia.

Algunos antitaurinos han acudido al Pleno con pancartas en las que se podía leer “Basta de torturas” y “Las corridas de toros son crueles” y han gritado además “torturadores y asesinos”

La portavoz de la Asociación Información, Concienciación, Acción Animalista, Aida Cortecero, ha asegurado durante el Pleno que sólo el 8% de españoles han acudido alguna vez en su vida a una corrida de toros, por lo que le ha preguntado al PP si se puede considerar cultura lo que el 91% de la población rechaza y “vosotros queréis imponer”.

Cortecero ha añadido que no es cuestión de acudir o no a las corridas de toros, ya que “nos molesta la ablación femenina aunque no la practiquemos” y ha señalado que, antes de que les acusen de comparar a los animales con las personas, debe recordar que ambos comparten “la capacidad de sufrir”.

Por su parte, el portavoz del equipo de Gobierno municipal, Julio Martínez, ha señalado que el debate de si es cultura o no se desarrollará en Madrid y ha recordado que declarar las corridas de toros como BIC es una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que ha recogido “muchas firmas”.

En ese sentido, le ha pedido “coherencia” a MÉS, porque no puede considerar importantes sólo las iniciativas que le convienen y ha añadido que “hay que pensar en las familias que viven de los toros”, así como en que es una tradición y “romper con una tradición es complicado”.

La regidora de MÉS, Marisol Fernández, ha tildado de “absolutamente inaceptable” aprobar el BIC de las corridas de toros, puesto que a su parecer “se está usando la puerta de atrás para beneficiar a un sector privado”.

“La violencia es violencia y no se puede revestir de tradición, es sangre y muerte”, ha sentenciado Fernández.

En fin…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *