El IV Curso de Aficionados Prácticos de Catalunya ya tiene finalistas

 

Este domingo se celebró en Marcén el último tentadero clasificatorio para la final del IV Curso de Aficionados Prácticos de Catalunya, que tendrá lugar el 7 de febrero en Altorricón.

Se notaba la responsabilidad y la tensión en los alumnos antes de torear, conscientes de lo que se jugaban. Cada uno de ellos jugó sus cartas. Toño se fue a porta gayola, Jorge recibió a su becerra con una larga cambiada, Joan se puso el capote a la espalda, Fernando volvió a estirarse a la verónica y Oscar pegó una de las mejores medias del Curso. La competencia entre Casanova, Martínez y Ruiz, los avances de Agustín, Gregorio, Francisco y Bienvenido, la raza de Lorena, que a pesar de fracturarse la muñeca siguió toreando, los muletazos a pies juntos de Jordi, el valor de Antonio, el toreo encajado de Miguel, la seguridad de Azuaga y Ponce, el temple de Daniel y el debut de Haruka. Víctor intentó entender a su oponente y el que escribe esto solo se fue satisfecho con un pase de pecho. Esta mañana de toreo fue posible gracias a los consejos e indicaciones de los profesores del curso: Enrique, Omar, Antonio, Eugenio y Juanito.

El 7 de febrero del año que viene se medirán en el ruedo Fernando, Jorge, Daniel y Azuaga, los finalistas de esta edición. Sin embargo se tratará de una final un tanto atípica. No habrá un vencedor ni un perdedor ya que el único objetivo será el de mantener la llama encendida, seguir resistiendo y dejar claro que pese a que alguna alcaldesa nos quite la libertad de entrenar en “su” parque no conseguirá quitarnos la afición… ni la razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *