Sin casta no hay toro

Las corridas postineras de la feria taurina de Sevilla, con la participación de las destacadas figuras del momento, han resultado un auténtico fiasco por culpa del ganado lidiado. Ya se sabe de antemano que cuando llegan las figuritas desaparece el toro. Algunos se empeñan en señalar la excesiva romana de las reses como la principal causa del poco juego y flojedad que exhiben en el ruedo. Y no es eso. La culpa del poco juego del torete que eligen las figuras es la falta de casta. Los encastes mayoritarios son mayoritarios porque no tienen casta y no incomodan a los toreros.

Cuando se anuncia en la cartelería a un torero como “El Juli“, uno de los peores diestros de las últimas décadas, se puede anticipar que el aspecto ganadero será un auténtico fracaso y un engaño al aficionado que ya ha dejado de acudir a este tipo de farsas amaneradas en las que se desvirtua el sentido de la Fiesta y se insulta la noble figura del toro. En las corridas de figuras se prescinde del toro encastado, del toro que exige torear y que imprime emoción a las distintas suertes. Nuestras mal llamadas “figuras” prefieren el toro cómodo, manejable y descastado. El mundo del toro sin casta es pequeño, domina poco terreno y su “distancia crítica” (entendemos como “distancia crítica” el mayor acercamiento que permite el animal antes de iniciar el ataque) es pequeña. Con tal que la figurita de turno se mantenga fuera de esta distancia, se puede colocar con comodidad para, una vez a sus anchas, rebasarla y así provocar la sosaina arrancada de su colaborador torete.
Es decir, le extraen las arrancadas a medida de su conveniencia ya que el toro descastado se concentra en el engaño y es fácil de torear. Por contra, al toro encastado hay que torearlo y eso, en la
actualidad, solo una figura como Enrique Ponce tiene capacidad y técnica para hacerlo. Los demás abusan y estilizan con el medio toro y no quieren ni considerar que torear de verdad es respetar y dominar al toro.

Así las cosas, la Fiesta se ve abocada a una evidente desnaturalización con el beneplácito de un público que es capaz de desprestigiar la Maestranza sevillana regalando orejas al destoreo insultante de “El Juli” y tragando con una serie de ganaderías ovejeras que, año tras año, fracasan estrepitosamente por su mansedumbre, descaste, flojedad y poco juego. Cuando olvidamos que la casta es uno de los elementos básicos de la bravura en su sentido más amplio, estamos apuntillando la autenticidad del espectáculo taurino. ¡Sigan así y ya verán!

7 comentarios en “Sin casta no hay toro

  1. Con el autor de esta página se puede o no estar de acuerdo y seguramente no es su pretensión la de hacer cátedra, pero lo que está claro es que ni este ni ninguno de sus artículos nos dejan indiferentes. ¡¡¡Adelante señor Colomer siga dándonos su opinión!!! aunque no todos estemos de acuerdo con usted(de todas formas tenemos al resto de espacios de información taurina en los que nunca se escucha ni una voz fuera del tono exigido por el mando del sector).

    1. Muchas gracias Ingrid por tu comentario! Como muy bien dices no tengo ni la más mínima intención de sentar cátedra sino la de poner en valor una opinión que suscriben muchos aficionados que están hartos de esta pseudo-tauromaquia tan jaleada por una serie de medios oficiales que se llevan abundantes ganancias publicitarias y que se ven obligados, por ende, a loar hipócritamente las excelencias del sistema impuesto por las figuras. Respeto ,eso sí, a todos aquellos que discrepan de mi opinión y se permiten el lujo de insultarme. Ellos son víctimas, también, del adoctrinamiento de cierta prensa que vende por bueno lo que no puede ser ni admitido ni publicitado. Saludos!

      1. Pero que somos victimas de q? Pero usted reparte carnets de aficionado?
        O del bien y el mal? Opine de su parecer y no sentencie nada! Si usted respetara sería respetado y no se le insulta se le describe!
        Y lamento que este año echando por tierra el trabajo que lleva muchos años haciendo esta página (Que seguro que le apoyan) pero q de seguir así perderá algún internauta.
        Si algo tenía está página era que la teníamos todos como una seña de identidad, nos informaba de nuestras Peñas, nuestros toreros, nuestras ganaderías, nuestra escuela, nuestras asociaciones, nuestra federación, nuestras plazas, nuestras reivindicaciones… siempre con respeto y con educación! Una lastima!

  2. Con mis debidos respetos que usted hable de esa manera de una figura del toreo como el juli hace entender que no es aficionado a los toros si no un simple antitaurino más y un largon..aprenda a escribir con respeto a los toreros y deje de lado ese afán de protagonismo que tiene despotricando en sus artículos…

  3. Jajajajaja es usted un verdadero mamarracho! El Juli el peor torero de la última época dice jajajaja le podrá gustar o no pero sin duda esta usted buscando aquí lo que seguramente en su casa no le dejan hacer!
    Está página no creo que fuera creada para difamar, insultar y menospreciar a los toreros y ganaderos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *